Un juez deja vivir a los 'okupas' en la casa del matrimonio de Barcelona a cambio de un euro de fianza

Las víctimas llevan 16 meses sin poder pisar su hogar y viviendo en casa de un hijo

Un euro. Es todo lo que ha tenido que pagar la pareja que ha ocupado ilegalmente y durante 16 meses el hogar de un matrimonio de Barcelona para seguir viviendo en el piso y evitar el desahucio. Esta es la decisión del juez Carlos Tortras Bosch, magistrado del juzgado de primera instancia nº 57 de Barcelona, en un auto firmado hace un mes.

La decisión hunde aún más las esperanzas de las víctimas, que desde julio de 2008 no han podido pisar la vivienda en la que vivían desde hace 21 años. Los intrusos se apoderaron de la vivienda mientras sus inquilinos legales estaban de vacaciones.

El piso es propiedad de la Generalitat y está gestionado por el Ayuntamiento de Barcelona. "Aún no nos podemos creer lo que nos está pasando. Es una pesadilla. No le deseamos a nadie algo así", ha declarado la víctima, Josep M.

Más información

El juez Tortras paralizó con su decisión el desahucio ordenado por una sentencia firmada el pasado abril (nueve meses después de la ocupación). El argumento fue que los intrusos "carecen de medios" para encontrar otra vivienda. Los inquilinos legales han tenido que instalarse en casa de un hijo sin otra pertenencia que las que se llevaron de vacaciones, ya que casi todas sus cosas las habían dejado en casa. Además, en este tiempo, han tenido que seguir pagando el alquiler para no perder el derecho a la vivienda protegida.

El Patronato Municipal de la Vivienda en Barcelona, por su parte, dice que ha prestado apoyo jurídico a las víctimas, pero que no puede hacer nada más.

Lo más visto en...

Top 50