Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC prepara el relevo de Muñoz mientras CiU se enroca

Los nacionalistas se desvinculan de los detenidos -ex altos cargos de los Gobiernos de Jordi Pujol- y les define como "simples militantes"

Reacciones dispares del Partit dels Socialistes (PSC) y de Convergència Democràtica (CDC) ante la detención del alcalde de Santa Coloma de Gramenet, el socialista Bartomeu Muñoz, y de dos pesos pesados del partido de Artur Mas, Lluís Prenafeta y Macià Alavedra. Mientras el PSC ha dado por sentado que suspenderá temporalmente de militancia al alcalde y ya prepara su relevo en Santa Coloma, Convergència i Unió ha descartado tomar ninguna medida contra sus militantes en aras de mantener "la presunción de inocencia".

En una comparecencia del secretario de organización del PSC, José Zaragoza, el PSC ha comunicado que "si la autoridad judicial toma medidas que afecten a los cargos electos llamados a declarar" les exigirán su renuncia como concejales además suspenderlos de militancia y de todos los cargos que ocupan.

Asimismo, Zaragoza ha anunciado que podría proponer la elección inmediata de un nuevo alcalde así como la constitución de una comisión gestora para dirigir el partido en Santa Coloma de Gramenet y en la Federación del barcelonés nord. Mientras tanto, se suspenden las funciones de las agrupaciones locales del partido que serán "temporalmente ejercidas" por la secretaria de la organización del PSC. Zaragoza ha pedido que se respete la presunción de inocencia de todos los investigados o detenidos pero ha evitado defender la inocencia del alcalde Bartomeu.

Por otro lado, Convergencia apeló a la presunción de inocencia de "todos los detenidos" y en especial de sus dos militantes: el ex consejero de la Generalitat Macià Alavedra y del ex secretario general de la Presidencia Lluís Prenafeta. Felip Puig, director general adjunto de CDC, recordó que los dos convergentes detenidos son desde hace tiempo únicamente militantes de base y sin cargos públicos: Alavedra hace 12 años que abandonó el Gobierno catalán y Prenafeta, 19. "Y Alavedra hace nueve que no es miembro de la ejecutiva", señaló Puig, que ha mostrado una relativa sorpresa ante la rapidez con la que el PSC ha dicho que tomará medidas contra sus militantes detenidos: "Bartomeu Muñoz es la mano derecha de Zaragoza, miembro de la ejecutiva del PSC y hasta hace un año de la comisión de control de finanzas del PSOE".

Puig ha justificado que no se debe suspender de militancia a Alavedra y Prenafeta apelando a la presunción de inocencia. "Nosotros estamos sufriendo juicios paralelos desde hace tres semanas y no nos vamos a sumar al enfermizo encarnizamiento de otros. Y pedimos al presidente Montilla máxima dignidad institucional porque con su obsesión de destruir al PP y CiU ha olvidado la autocrítica y las cosas que pasan en su casa", señaló Puig en alusión a que el presidente catalán dijo en Argelia que el electorado de derechas era impermeable a los casos de corrupción. Y negó que la fundación Catalunya Oberta, de la que forman parte los dos detenidos, tenga relación orgánica alguna con Convergència. "A mi ni siquiera me han invitado a ningún acto", apuntó.

Por su parte, el consejero de Interior, Joan Saura, ha asegurado que el Gobierno catalán se mantendrá "intolerante" ante cualquier posible caso de corrupción en Cataluña y ha pedido a los ciudadanos que en "estos momentos difíciles" mantengan su "confianza" en las instituciones y el Estado de Derecho.

El PP ve un doble rasero en la actuación de la justicia

"Hemos podido ver como se actúa con unos y como con otros. Pedimos que la ley se aplique igual para todos". El secretario general del PP catalán, Jordi Cornet, ha asegurado esta tarde que la Ley no se aplica igual a todos los partidos políticos y, valiéndose de la sorna, ha echado en cara a los responsables de la operación en la que ha sido detenido el alcalde de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, que "no se haya realizado una detención televisada con responsables políticos maniatados como ocurre cuando los detenidos son de otras fuerzas políticas". "No es casualidad", zanjó Cornet.

El dirigente popular ha restado importancia a que la operación de la Audiencia Nacional haya apuntado al ayuntamiento de Sant Andreu de Llavaneres, donde el PP gobernó con el PSC hasta 2007 y donde la Guardia Civil ha solicitado hoy información: "Hoy lo importante y grave son los nueve detenidos. En el caso de Llavaneres lo único que ha pasado hoy es que se ha pedido información sobre unos convenios. Dejemos que la justicia actúe".

Cornet ha asegurado que el Partido Popular "condena cualquier tipo de corrupción" y ha pedido mayor contundencia tanto al PSC como a CiU. Especialmente duro ha sido con la cúpula socialista. "No queremos avanzarnos, pero este caso afecta al núcleo principal del PSC y José Montilla, como primer secretario, debe dar explicaciones". Cornet ha recordado que, además de alcalde, Muñoz, pertenece a la ejecutiva del PSOE, y ha reprochado al partido que "no haya tomado medidas". "En el Partido Popular ha habido dimisiones incluso con cargos que no estaban ni imputados", ha asegurado el secretario general popular.

Más información