Defensa ofrece a los atuneros la formación de los empleados de seguridad privada

El Gobierno estudia la posibilidad de permitir a los vigilantes el uso de armas de guerra

El Ministerio de Defensa ha vuelto a negar este jueves a los atuneros la subida de militares a bordo para proteger a los pesqueros en el Índico. Representantes del ministerio y de las dos principales asociaciones atuneras (ANABAC y OPAGAC) han discutido esta mañana en Madrid las posibilidades para incrementar la seguridad de la flota española frente a los piratas. Tras negarse nuevamente al embarque de militares, ambas partes han discutido sobre las debilidades de la opción de llevar a vigilantes privados a bordo de los atuneros.

Así, Defensa ha ofrecido a los armadores la formación del personal de vigilancia privada y el apoyo para su traslado al océano índico. También han discutido sobre el armamento que podrán utilizar a bordo de los pesqueros y el Ministerio se ha comprometido a negociar con Interior un cambio en la ley de seguridad privada que permita a los vigilantes utilizar armamento militar. Los armadores se quejan de que el que pueden llevar ahora es inútil frente a los bazocas y ametralladoras con las que cuentan los piratas. Los ministerios de Defensa e Interior ya habían actualizado el uso de armas largas de precisión.

Más información
Los atuneros instan al Gobierno a pagar el rescate del 'Alakrana'

La flota atunera congeladora española lleva faenando en el Índico desde 1984. Actualmente, la flota española en el Índico se compone de 33 buques, de los que 18 son de pabellón español. La media de tripulación que llevan a bordo es de 30 personas. Los armadores aseguran que para ellos "no existen caladeros alternativos". "Tanto las aguas del Atlántico como las del Pacífico están reguladas por las correspondientes ORP( Órganos Regionales de Pesca) y no hay capacidad para albergar más buques de la UE fuera del Índico", explican en un informe. Según las estimaciones de la Confederación Española de Pesca, la flota atunera genera 2.000 puestos de trabajo y la conservera, otros 12.000.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS