Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El caso Millet

Las asociaciones culturales piden que no se cuestione su labor por el saqueo del Palau de la Música

El ente de Comunicació Associativa, organismo que integra a diversas entidades del ámbito cultural de Cataluña, cree que se deberían reclamar responsabilidades por el incumplimiento de las labores de control del Consorcio del Palau de la Música Catalana por parte de las instituciones que lo conforman.

El ente ha manifestado a travçes de un comunicado su "perplejidad" acerca del entramado de irregularidades en la gestión y desvío de los fondos del Orfeó Català y su fundacióm, así como por el tiempo que han tardado en detectarse.

Este ente, que agrupa a 22 federaciones del asociacionismo cultural catalán, considera que el Palau de la Música Catalana es una obra social emblemática "pero no un referente a la hora de hablar de gestión dentro del asociacionismo cultural".

Este organismo afirma que la cuantía de la estafa "tanto la que se han reconocido en la declaración de culpabilidad, como la que se deduce del debate público, es tal que no sólo justifica el malestar de la masa coral del Orfeó, por las desatenciones sufridas, sino que indigna el conjunto de la cultura popular por la multitud de instalaciones que se podrían haber arreglado" con los fondos desviados.

Actuación ejemplificadora

En este sentido, los responsables del Ens creen que al margen de la sentencia judicial que dirimirá las responsabilidades, "las instituciones políticas se habrían de plantear una actuación ejemplificadora", pero señalan que el caso Millet no se debe convertir "en un juicio al mundo asociativo cultural catalán".

Además, recuerdan que existen instrumentos de control de las entidades en el caso de fundaciones y organismos similares, y que esta supervisión recae en los socios, patronos o administraciones cuando se trata de un consorcio, como es el caso del Palau.

"Es del todo inadmisible que ahora los responsables institucionales avisen de más controles y filtros a las entidades, cuando han sido precisamente ellos los que nos han cumplido con sus obligaciones, hasta el punto de que se les puede reclamar responsabilidades", subraya este organismo.

Modelo de acción social

El ente afirma que Cataluña cuenta con un modelo de acción social y cultural liderado por la sociedad civil y que muchas localidades y barrios disponen de equipamientos construidos y gestionados por esta iniciativa.

"No nos podemos permitir que se cuestione este trabajo y esfuerzo que diariamente miles y miles de personas culturalmente activas llevan a término. Hechos como los que ahora han salido a la luz pública no pueden eclipsar la realidad social y cultural que significa contar con una extensa red asociativa, de la que el Orfeó es uno de los muy buenos ejemplos", concluye el comunicado.

Más información

  • El ente que agrupa a 22 federaciones del asociacionismo cultural ve responsabilidades por la falta de control