Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los antepasados blancos de Michelle Obama

'The New York Times' publica el árbol genealógico de la primera dama estadounidense

La historia es común a muchos afroamericanos en Estados Unidos. Fruto de la violación o coerción nacieron hijos de esclavas negras y hombres blancos. Lo que no es tan común, es que una de esas descendientes sea hoy la esposa del presidente de Estados Unidos.

El árbol genealógico de Michelle Obama está un poco más completo tras el estudio y publicación por el diario The New York Times de documentos de la época de la esclavitud que cuentan una dolorosa historia. El relato comienza en 1850 en Carolina del Sur, continúa en Georgia, Alabama y la ciudad de Chicago para finalizar en la Casa Blanca. Fue en aquel año cuando el anciano dueño de una hacienda -el amo David Patterson- dividió sus posesiones entre sus hijos. Uno se quedaría con el ganado. Otro con el carro de caballos. Otra con una esclava de seis años que fue valorada en 475 dólares y que en el testamento estaba definida bajo la partida "niña negra Melvinia"...

El amo murió en 1852 y Melvinia fue enviada a servir con la hija de Patterson -y su marido, Henry Shields- a Georgia. Allí, Melvinia trabajaba tanto en el campo como en la casa de su nueva señora. Plantaba boniatos, maíz y algodón. Cuidaba de tres caballos, cinco vacas, 17 cerdos y 20 ovejas.

Se cree que con tan sólo 15 años, la joven esclava dio en 1859 a luz a su primer hijo, Dolphus, que había sido engendrado con un hombre blanco, desgraciadamente, práctica habitual entonces en una sociedad de hombres blancos libres y mujeres negras esclavas. Melvinia Shields es la tata-tatarabuela de Michelle Obama. El hombre blanco su tata-tatarabuelo, pudiendo ser éste el amo de la finca o cualquier otro blanco que hubiese pasado el tiempo suficiente en la granja como para violar a la joven negra.

En el año 1870, según recoge el Times y ha rastreado la genealogista Megan Smolenyak, tres de los cuatro hijos de Melvinia -incluido Dolphus- fueron registrados en el censo como "mulatos". Todos eran Shields, lo que pudo ser debido a la paternidad de Henry o a que era una costumbre adoptar el apellido de los amos.

El tiempo siguió corriendo. Melvinia se trasladó a Alabama y allí Dolphus -muy blanco de piel, "tanto que parecía un hombre blanco"- se casó con Alice, la tatarabuela de Michelle Obama. Fruto de esa unión nació Robert Shields en 1885, bisabuelo de la primera dama. Robert se casó con Anna Estelle y tuvieron a Purnell Shields, abuelo de Michelle, ya en el siglo XX, en 1910.

Marian, madre de Michelle, es la hija de Purnell, quien matrimonió con Rebecca antes de trasladarse a vivir a Chicago. Marian se casó con Fraser Robinson; ella vive y es la suegra de Barack Obama y la abuela de Shasa y Malia. Fraser murió en 1991 y no llegó a ver a su hija viviendo en la Casa Blanca.

Los archivos históricos dicen que Dolphus, el tatarabuelo 'casi blanco' de Michelle Obama solía decir que las relaciones raciales en EEUU cambiarían algún día. Dolphus moría en 1950 y el mismo día en que se publicaba su necrológica, el único diario negro de Birmingham titulaba en primera página: "El Tribunal Supremo prohíbe la segregación en restaurantes y centros universitarios".

Desde la segregada Carolina del Sur anterior a la guerra de secesión a la Casa Blanca. Un largo camino para la familia de Michelle Obama.