Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat propone al PSC que designe al alcalde de Tiurana

Los socialistas deberían nombrar a un gestor hasta las próximas elecciones municipales

El Departamento de Gobernación ha propuesto que sea un gestor designado por el PSC quien se haga cargo de la alcaldía de Tiurana (Lleida), hasta las próximas elecciones municipales, previstas para primavera de 2011.

El caso de Tiurana, un municipio de menos de un centenar de habitantes ha abierto el debate de las listas fantasmas. Al tener menos de 100 habitantes, Tiurana funciona como un consejo abierto, es decir, el alcalde se elige a través de listas abiertas, y este elige a su equipo.

El pasado domingo, el hasta entonces alcalde, Antoni Armengol (PSC) que obtuvo 33 votos, dimitió como alcalde, pensando que su sustituto seria el teniente de alcalde. Tras la dimisión, la Junta Electoral Central interpretó que el cargo había de recaer en la primera persona de la segunda lista más votada en las pasadas elecciones del 2007, María Yolanda Larren Baños (PP), con 4 votos, residente en Palencia, a 600 kilómetros de Tiurana y sin ningún vínculo con la localidad. Ayer, al saberlo, Larren renunció.

El delegado del Gobierno de la Generalitat en Lleida, Miquel Pueyo, afirmó que la situación "es consecuencia de las llamadas listas fantasmas", listas electorales que se constituyen con personas ajenas al municipio en el que se presentan, con la intención por parte de los partidos políticos de conseguir un mayor número de representatividad.

Ahora, después de la renuncia de María Yolanda Larren Baños (PP), Gobernación propone que sea el PSC -con el 80,49% de los votos, los que obtuvo el anterior alcalde- el que proponga el nombre de la persona que ocupará el cargo de gestor hasta los próximos comicios, "evitando tener que celebrar elecciones anticipadas". Un nombramiento que, después, tendría que ratificar el Departamento de Gobernación.