La Audiencia de Cantabria confirma la prescripción de la estafa de Pepe el del Popular

El tribunal rechaza los recursos presentados por el banco y la Unión de Consumidores

La Audiencia de Cantabria ha puesto punto y final al caso de José Pérez Díaz , más conocido como Pepe el del Popular al declarar prescritos los delitos de los que se les acusaba porque cree que la extinción de la responsabilidad penal debe computarse desde el año 1992, cuando se dictó el primer auto que lo declaraba en rebeldía, y no 1997, como sostenía la acusación.

Pepe el del Popular ha declinado hacer ninguna declaración hasta conocer la totalidad de la sentencia, informa Jesús Duva,

A Pérez Díaz se la imputaban los delitos de falsedad continuada en documento mercantil, apropiación indebida y estafa, después de que en el año 1991 desapareciera de Santander cuando era director de la sucursal número 1 del Banco Popular, en donde se descubrió un agujero que la propia entidad cifró en 36 millones de euros (unos 6.000 millones de pesetas de la época), aunque el acusado ha asegurado por activa y por pasiva que no se llevó ni un duro.

Más información

No obstante, el tribunal, en línea con los dos principales argumentos que sostenía la defensa, ha sentenciado que la actuación de Pepe el del Popular tuvo un único perjudicado la propia entidad, con lo que sólo se le puede imputar un delito de apropiación indebida, que ha prescrito. Si en lugar de uno hubiese habido una multiplicidad de afectados, se trataría de una estafa, lo que todavía podría ser castigado.

En un auto que se ha dado a conocer hoy, la Sección Tercera de la Audiencia de Cantabria ha rechazado el recurso que planteó el Banco Popular y la Unión de Consumidores contra la prescripción de los delitos, que declaró el pasado mes de abril el Juzgado de Instrucción número 3 de Santander.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50