Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Millet confiesa haberse apropiado de al menos 3,3 millones del Palau

El ex presidente admite su culpa en una carta al juez

El ex presidente del patronato de la Fundació Orfeó-Català Palau de la Música de Barcelona, Félix Millet, ha confesado haber desviado para su beneficio personal al menos 3,3 millones de euros, que destinó, entre otros, a reformar inmuebles de su propiedad y a pagar viajes a su familia.

Millet ha enviado una carta auto-inculpatoria al juez que investiga su gestión al frente del Palau, en la que admite irregularidades financieras en su gestión, como haber pagado en negro a directivos y la hora de contratar a artistas, según informan hoy La Vanguardia y El Periódico.

En la carta, Millet muestra su arrepentimiento, pide disculpas y exculpa al resto de directivos del Palau, a excepción de su mano derecha, el director administrativo, Jordi Montull, que también participó de las irregularidades, según su versión. En su confesión, Millet explica que entre 2007 y 2009 hizo que la Fundación del Palau abonara 1,3 millones de euros para pagar obras y reformas en inmuebles propiedad de su familia en L'Ametlla y Barcelona. También en los últimos años desvió 500.000 euros de los fondos del Palau para costear una serie de viajes particulares de su familia y la de Montull, a varios destinos, desde las Maldivas a Dubái.

Además, Millet confiesa en la carta que la víspera del registro judicial al Palau, el pasado 23 de julio, compró en nombre del Orfeó, por un importe de 1,5 millones de euros, un local que habían adquirido conjuntamente con Montull. En el escrito dirigido al juez, Millet confiesa que en su gestión al frente del Palau adoptó un "criterio completamente equivocado", ya que pagaron comisiones y contrataron pagando en negro, lo que justifica porque es una "práctica habitual en el sector".

Millet, que también reconoce haber pagado en negro a los directivos y colaboradores del Palau, declara que con Montull se repartieron durante años (en una distribución 80%/20%), cuantiosas retribuciones y bonus para completar su nómina. Para compensar el daño, Millet ha depositado en el juzgado 1,6 millones de euros en efectivo y el inmueble que vendieron al Palau por 1,5 millones.