España prohibirá la entrada a responsables del régimen de facto hondureño

La UE aprobará este martes una declaración que defiende el orden constitucional en Honduras

España prohibirá la entrada a personalidades del Gobierno de facto de Honduras que impiden el retorno del orden constitucional a ese país, según ha afirmado este lunes el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. La Unión Europea tiene previsto aprobar este martes una declaración sobre Honduras en la que se advertirá al Gobierno de facto de ese país de que prepararán medidas más restrictivas si la situación política no mejora, y la medida que tomará España, según ha señalado Moratinos, es "impedir la entrada de personalidades del actual régimen hondureño".

El jefe de la diplomacia española ha afirmado que las elecciones convocadas para el 29 de noviembre próximo en Honduras "no tendrán legitimidad" si no se producen en el marco de la vuelta al orden constitucional y el retorno del derrocado presidente Manuel Zelaya. Además, Moratinos ha recalcado que esa es la postura de todos los países latinoamericanos y también de la administración estadounidense, por lo que "la Unión Europea mantendrá esa misma posición".

Más información

El ministro español avanzó que la declaración que tiene previsto aprobar este martes el Consejo de Ministros de la UE constituye "una clara señal de defensa del orden constitucional" en Honduras. El borrador del texto ha sido acordado ya por los Veintisiete y será aprobado sin debate por los ministros comunitarios.

Medidas más restrictivas

El documento señala que "hasta que no se logre un acuerdo pacífico, la UE estará preparada para tomar nuevas medidas restrictivas que estén dirigidas a aquellos miembros del Gobierno de facto que parecen estar bloqueando los progresos para llegar a una solución negociada basada en el Acuerdo de San José".

De esta manera, la UE podría endurecer aún más las acciones que ya ha tomado contra ese país centroamericano desde que se produjo el golpe de Estado que derrocó a Manuel Zelaya, a finales de junio. Entonces, el bloque europeo decidió limitar los contactos con el Gobierno de facto de Micheletti y congelar las ayudas al presupuesto de Honduras, que ascienden a 65,5 millones de euros.

Decidió, además, suspender las negociaciones para un acuerdo de asociación con Centroamérica, con la esperanza de retomarlas lo antes posible. También se han paralizado algunas ayudas comunitarias al desarrollo, como demuestra la exclusión de Honduras de la firma de una ampliación de fondos para llevar a cabo proyectos de energía solar en algunas de las comunidades más pobres de varios países de Latinoamérica, en el marco del programa Euro-Solar.

Además, los ministros europeos volverán a manifestar su total apoyo a los esfuerzos de la Organización de Estados Americanos (OEA) para lograr una solución al conflicto, así como a las labores de mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50