Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quince días para oponerse a la apertura de la fosa de Lorca

El gobierno andaluz abre un plazo para escuchar alegaciones antes de autorizar la exhumación

La Junta de Andalucía ha abierto un plazo de 15 días hábiles para decidir sobre la apertura de la fosa donde se creen yacen enterrados el poeta Federico García Lorca, los banderilleros Joaquín Arcollas y Francisco Galadí, y el maestro Dióscoro Galindo. En una resolución publicada hoy en el BOJA (Boletín Oficial de la Junta de Andalucía) el gobierno autonómico somete a información pública la solicitud para la exhumación de la fosa, situada en las inmediaciones de la conocida fuente grande, situada en la carretera de Viznar a Alfacar, en el paraje del Caracolar (Granada), como paso previo a la autorización administrativa.

El objetivo de esta resolución es que todas aquellas personas que no estén de acuerdo en la apertura de la fosa, como la propia familia Lorca, que se ha opuesto siempre, presenten alegaciones. La Junta explica que el artículo 13 de la ley de memoria histórica les obliga a "ponderar la existencia de oposición por cualquiera de los descendientes directos de las personas cuyos restos deban ser trasladados" y que para ello, han de "dar publicidad a las solicitudes presentadas, comunicando en todo caso su existencia a la Administración General del Estado" para incluir el enterramiento en el mapa de fosas que elabora el Gobierno.

En este caso, es la figura del Comisario para la Recuperación de la Memoria Histórica, creada por un real decreto en febrero de 2005, quien da cuenta en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía de la solicitud presentada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, para abrir esta fosa.

Cecilio Gordillo, coordinador del Grupo de Trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía se mostró extrañado por esta resolución. "Es la primera vez que se hace algo así. En otras ocasiones anteriores, como la apertura de la fosa de Grazalema, en Cádiz, la administración no ha pedido permisos. Esta resolución está hecha exclusivamente para la familia Lorca", manifestó.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, y entre ellos, los nietos de Dióscoro Galindo y Francisco Galadí solicitaron la apertura de esta fosa al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón hace casi un año, el 12 de septiembre de 2008. Garzón autorizó la exhumación, pero luego se inhibió a favor de los juzgados territoriales y el de Granada le devolvió la causa al magistrado por entender que se trataba de un crimen contra la humanidad y que por tanto, no era competencia de un juzgado de Granada.