Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncian a Medvédev por no abrocharse el cinturón de seguridad

Las demandas de ciudadanos rusos se basan en un reportaje de televisión

Varios ciudadanos rusos han demandado al presidente, Dmitri Medvédev, por no abrocharse el cinturón de seguridad mientras conduce su coche. Las demandas se basan en un reportaje transmitido por los principales canales de televisión rusos el pasado 12 de agosto, en el que el presidente, tras salir de la cafetería en la que, junto al primer ministro Vladimir Putin siguió el partido de fútbol entre las selecciones rusa y argentina, se montó en un todoterreno y arrancó el coche sin abrocharse el cinturón.

El primero en presentar una demanda oficial ha sido Viacheslav Bashkov, secretario de prensa del Centro Interregional de Derechos Humanos de Ekaterimburgo. "Estoy indignado por la consulta del presidente, que debería ser ejemplo del cumplimiento de la ley", ha dicho Bashkov. "Entiendo que el presidente goza de inmunidad y nadie le multará, pero si él mismo admitiese su error y pagase la multa sería un buen ejemplo para los automovilistas", ha explicado Oleg Kózyrev, guionista moscovita que también ha denunciado el comportamiento del presidente.

A pesar de las denuncias, Vladimir Shevchenko, jefe del departamento de Propaganda de la policía de tráfico ha declarado en la prensa local: "El comportamiento del presidente en la carretera no es competencia de los inspectores de tráfico, por cuanto de la seguridad del presidente se encarga el Servicio Federal de Protección". Sin embargo, desde este servicio también se trata de esquivar la responsabilidad. Según Serguei Deviatov, jefe del centro de relaciones públicas del Servicio, "las reglas de tráfico son las mismas para todos, y los líderes del país no son una excepción. Sé que el presidente y el primer ministro se abrochan el cinturón siempre que conducen. Creo que el presidente se lo abrochó después de iniciar la marcha", ha explicado.