Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el conseller de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana

José Ramón García Antón ha muerto en su casa por un paro cardíaco.- No parece que la defunción vaya a adelantar los cambios en el Gobierno de Camps

El conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda de la Comunidad Valenciana, José Ramón García Antón, ha fallecido esta tarde por un paro cardíaco. García Antón, de 61 años y nacido en San Vicente del Raspeig (Alicante) en 1948, había visitado esta mañana la localidad alicantina de Aspe para comprobar las obras del post-trasvase Júcar-Vinalopó. El conseller, que ha fallecido en su casa, no sufría dolencias cardíacas.

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, García Antón era conseller del Gobierno valenciano desde 1998, en el que ha estado al frente de departamentos como el de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Infraestructuras y desde 2007, de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda.

No parece que esta defunción adelante el cambio en el Gobierno de Camps, que se encuentra en una crisis desde que estalló el caso Gürtel, previsto para finales del mes de agosto. Tanto el presidente del Gobierno autonómico como su vicepresidente primero se encuentran fuera de Valencia.

Conseller durante 11 años

García Antón fue nombrado en 1995 director general de Obras Públicas de la Conselleria de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes de la Generalitat y en 1997 pasó a ocupar la Subsecretaría de Obras Públicas de esa Conselleria. Eln 1998 fue designado conseller de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes por Eduardo Zaplana. Tras las elecciones autonómicas de mayo de 2003, Francisco Camps, lo nombró conseller de Infraestucturas y Transportes.

Bajo su mandato tuvo lugar, el 3 de julio de 2006, el accidente de metro más grave de la historia de España, en el que murieron 43 personas tras el descarrilamiento de un convoy de Metrovalencia, tragedia por la que la oposición reclamó reiteradamente su destitución. Sin embargo, Camps lo mantuvo en el puesto y en 2007 lo nombró conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda.

En su última entrevista, concedida a finales del pasado mes de julio a la Agencia EFE, García Antón aseguraba que ahora había en el Ministerio de Medio Ambiente responsables "con quienes se puede hablar" sobre las necesidades hídricas de la Comunitat pero advertía de que hay una "mano negra" que sigue perjudicando a esta región. García Antón se mostraba convencido de que el del Ebro finalmente se llevará a cabo porque es "lo menos malo" para las autonomías implicadas en este proyecto, derogado en 2004.