Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En caso de emergencia avisar a....

Interior y Cruz Roja ponen en marcha una campaña para que los ciudadanos introduzcan en el móvil el número de la persona a la que desean que se avise en caso de accidente

Un anciano que sufre un golpe de calor en la calle, un herido o fallecido en accidente de tráfico, una persona desorientada o hallada sin vida... en éstas y otras muchas situaciones los servicios de emergencia y los cuerpos de seguridad pueden encontrarse con que no saben a quién avisar de lo ocurrido o son incapaces de identificar a la víctima.

Por eso Cruz Roja Española y el Ministerio del Interior han puesto en marcha una campaña para que los ciudadanos añadan en la agenda de su teléfono móvil una entrada (Aa seguido del nombre de la persona elegida) para contactar en caso de que el propietario del teléfono sufra algún percance o se vea envuelto en una situación de emergencia. De esta forma ese número aparecerá siempre en primer lugar en la agenda.

Si se desea añadir más personas a las que avisar en estas situaciones, Cruz Roja e Interior aconsejan que se agreguen a la lista de contactos de la siguiente forma: Aa1, Aa2, etcétera. Además, también animan: "Pónselo también a otras personas como familiares mayores o personas con problemas médicos y estarás haciendo algo muy importante por ellos y para tu tranquilidad".

Sólo en 2007, más de tres millones de personas sufrieron algún tipo de emergencia en España, entre accidentes domésticos o en tiempo libre, laborales y de circulación. Estos últimos son la causa del 25% de las muertes en España, y el primer motivo de fallecimiento de los jóvenes.

El ministro Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró ayer que se trata de un sistema "sencillito y extraordinariamente útil" y que es una garantía" para quien sufre cualquier percance "y para los servicios de emergencia". En el caso de una persona que sufre una emergencia permite que familiares o amigos puedan acudir rápidamente al lugar donde se encuentra el afectado o dar instrucciones sobre aspectos importante de la víctima, como medicación especial que pueda estar tomando o alergias.

Además el ministro señaló que hablar con una persona conocida después de una situación de emergencia sirve para "aliviar la angustia". Por otro lado, esta forma de contacto ayudará a los servicios de emergencia a identificar a personas que hayan sufrido algún percance o accidente, algo que, destacó Rubalcaba, a veces cuesta muchísimo.

Rubalcaba también aprovechó para lanzar un mensaje a los españoles que comienzan las vacaciones estos días: "La velocidad y el alcohol están detrás de un altísimo porcentaje de los accidentes de tráfico", por tanto recomendó conducir despacio y "no tomar ni una copita de alcohol".

La campaña presentada hoy se enmarca en la estrategia de prevención de accidentes de Cruz Roja Prevenir es Vivir, y en concreto en el apartado de prevención secundaria de los siniestros o urgencias, cuyo fin es reducir al máximo sus consecuencias.

La leyenda urbana que se ha hecho realidad

En marzo de 2007, se organizó un pequeño revuelo a costa de una iniciativa idéntica a la presentada hoy por Cruz Roja e Interior, sólo que entonces se difundió a través de Internet y no estaba apoyada por la Administración. Miles de personas recibieron en sus correos electrónicos un mensaje que aconsejaba añadir en la agenda del teléfono móvil una entrada con las letras ICE (In Case of Emergency, En Caso de Emergencia) y el número de contacto de una persona allegada; una iniciativa que funciona desde hace ya muchos años en otros países.

Se suponía que la recomendación provenía del Samur, pero el servicio de emergencias de Madrid poco después lo desmintió, diciendo que se trataba de un bulo y que su misión no era contactar con los familiares o identificar a los heridos y fallecidos, sino salvar vidas. Hoy, una portavoz del Ayuntamiento de la capital señaló que efectivamente el Samur nunca ha impulsado iniciativa alguna de ese tipo.

Respecto a la campaña presentada esta mañana por Cruz Roja e Interior, las mismas fuentes señalan que "cualquier iniciativa que sirva para mejorar la atención al paciente y facilitar el aviso tiene que ser contemplada y estudiada y no puede ser descartada". En 2007, todo quedó en una leyenda urbana que no tuvo demasiado eco entre los españoles. Ahora, con el apoyo del Ministerio del Interior y de Cruz Roja tiene visos de cosechar más éxito.

El programa ICE fue concebido a mediados de 2000 y promovido por el enfermero Bob Brotchie, del servicio de ambulancias británico East Anglian. En 2005, después de los atentados terroristas del mes de julio de ese año en Londres, Brotchie explicó que husmear en la agenda del teléfono móvil de muchos enfermos, cuando éstos no eran capaces de facilitar más datos sobre su identidad, se había convertido en el camino más fácil de localizar a sus familiares. No obstante también señaló que si todo el mundo tuviese un código de letras para avisos de emergencia todo habría sido mucho más rápido y sencillo.

Más información