Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telecinco usa la expulsión de Mejide para promocionar un nuevo programa

La cadena prescinde del polémico juez de 'Operación Triunfo', su concurso musical con más audiencia

Telecinco quiso poner fin ayer de raíz a uno de los fenómenos televisivos que mantiene en pie la audiencia de Operación Triunfo, el archiconocido reality musical. Risto Mejide , el juez más polémico del concurso, acusado de humillar a los participantes con sus comentarios demoledores pero adorado por la audiencia, no volverá a calibrar las virtudes y defectos de los aspirantes televisivos a estrellas de la música. Lo anunció Jesús Vázquez justo al arranque de la undécima gala del programa y mientras la cámara enfocaba la silla vacía de Mejide. "Telecinco ha decidido prescindir de la participación de Risto Mejide como miembro de este programa, decisión que comparte la dirección de Operación Triunfo". La expulsión de Mejide coincide con el anuncio, hoy, de que el juez de Operación Triunfo prepara un nuevo programa. Telecinco asegura en un comunicado que Mejide se dedicará ahora "de pleno a su nuevo proyecto en la cadena".

Tras sus disputas con profesores, presentador, directora del jurado, audiencia y "fracasitos" (usando la terminología de Risto), parece que las gotas han acabado por rebosar el vaso, según informa Telecinco en su página web . En la décima gala Jesús Vázquez tachó de "homófoba" la recomendación de Risto a uno de los concursantes de "tener mucho cuidado con los orificios corporales en esa academia" y ambos comenzaron una agria discusión.

Al anunciarse la ausencia de Mejide el público en el estudio comenzó a corear el nombre del juez flagelador de los concursantes mientras el presentador intentaba calmar los ánimos dirigiendo la atención sobre "verdaderos y únicos protagonistas", los participantes en el concurso. Teniendo en cuenta las horas de tertulias televisivas y el número de reproducciones en Youtube resultantes de cada manifestación que hace Mejide de sus filias y sus fobias (sobre todo de estas últimas), las reacciones sobre el asunto no han hecho más que empezar.