Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Rajoy mantiene intacto su apoyo a Camps

Pese a la preocupación interna, Cospedal sentencia: "La dirección del PP confía en la inocencia"

En los últimos días se había instalado una gran preocupación en la dirección del PP sobre el recorrido de la rama valenciana del caso Gürtel, y finalmente los peores augurios se han confirmado. Sin embargo, como estaba previsto, Mariano Rajoy, que esta mañana ha hablado con Francisco Camps, mantiene su apoyo sin matices al que fuera una de sus principales respaldos hace un año, en la batalla interna que se vivió en el PP tras la derrota en las generales. Como cada vez que hay alguna novedad judicial, la dirección de Rajoy trata de ganar tiempo hasta la próxima por si, en algún momento, reciben alguna buena noticia de los tribunales. Por eso Dolores de Cospedal, la secretaria general, se concentró en explicar que Camps recurrirá la decisión y por tanto "aún es posible el sobreseimiento de la causa".

Cospedal no aclaró si Rajoy mantendrá su apoyo hasta el final, hasta que haya una sentencia firme, pero de sus palabras se podía intuir que sí. "Vamos a seguir defendiendo la presunción de inocencia de Camps. Y vamos a esperar a que termine cuanto antes este procedimiento", sentenció. Después de varias preguntas -esta vez Cospedal respondió con detalle a todas las cuestiones y no esquivó ninguna-, la número dos del PP dejó claro el apoyo de Rajoy: "La dirección del PP sigue apoyando a Camps y confiando en su inocencia".

El impacto del vuelco al caso Camps redujo la importancia del caso Bárcenas, pero Cospedal también se mojó en este asunto, sin evitar la cuestión como había hecho hasta ahora Rajoy. La secretaria general dejó claro que Bárcenas seguirá siendo tesorero hasta que el Supremo pida el suplicatorio. "No hay nada que destruya la presunción de inocencia. Mientras no haya un escrito o una imputación Bárcenas seguirá siendo el tesorero del partido". Cuando se le preguntó por qué pidieron, y lograron, dimisiones como la del director del CNI y no asumen ninguna dimisión en el PP, Cospedal sentenció que no es lo mismo, porque en el caso del CNI se trataba de utilización de fondos públicos "y con Bárcenas se trataría de la relación con una persona (Correa)... en cualquier caso no estamos ante un tema de financiación irregular del PP, eso no está siendo investigado". Aún así, Cospedal admitió indirectamente la gran presión interna que existe para que dimita Bárcenas: "hay opiniones para todos los gustos, pero vamos a defender la presunción de inocencia".