Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Villena quita las competencias a tres ediles campistas

Los tres concejales populares se abstuvieran en un pleno al votar una moción 'de gran importancia para el equipo de gobierno y para la ciudad'

La batalla que desde hace meses libran los dos sectores enfrentados del PP alicantino en Villena ha acabado minando al campismo. La alcaldesa de la localidad, Celia Lledó, afín al presidente provincial, José Joaquín Ripoll, considera que la lucha interna ya ha ido demasiado lejos y que la situación es insostenible. Por eso, hoy ha anunciado la retirada fulminante de las delegaciones a tres concejales populares a raíz de que ayer se abstuvieran en un pleno al votar una moción "de gran importancia para el equipo de gobierno y para la ciudad". El grupo popular del Ayuntamiento de Villena está formado por 12 concejales, seis de los cuales son campistas: tres no acudieron al pleno y los otros tres se abstuvieron en la votación, lo que impidió al equipo de gobierno aprobar la moción. El PSPV-PSOE cuenta con siete concejales y dos Los Verdes. La moción pretendía liberar más de dos millones de euros para dedicarlos a temas "de interés social".

Los ediles a los que se les ha retirado las competencias son Juan Carlos Pedrosa, que hasta hoy ostentaba la delegación de Bienestar Social, Inmigración y Sanidad, Juan Richart, edil de Obras, Servicios y Cementerio y Mari Paz Poveda, encargada de las áreas de Calidad Medioambiental, Protocolo y Relaciones Institucionales, y Parques y Jardines. "Mi interpretación es que la actitud de estos concejales obedece a intereses puramente personales. El Partido Popular presentó a la ciudad un programa electoral que el pueblo apoyó por absoluta mayoría. Lo que ayer se votaba era una parte esencial de este proyecto. El hecho de que en el pleno se abstuvieran, representa una traición a lo que en su día prometimos a los ciudadanos. Y mi obligación, como alcaldesa, es adoptar esta decisión, que en absoluto me ha sido fácil", ha argumentado Lledó.

La alcaldesa de Villena está segura de contar "con el apoyo incondicional" tanto de las bases locales del partido como de la dirección provincial y regional del PP. La dirección provincial del PP alicantino, de hecho, se ha reunido esta misma tarde con Lledó para expresarle su apoyo y estudiará nuevas medidas a tomar. Una cuarta edil del PP, Virtudes Amorós, que estuvo ausente en la votación del pleno de ayer, ha mostrado su intención de renunciar a sus competencias, según diversas fuentes del partido.

La decisión tomada hoy por Lledó es la culminación de meses de enfrentamientos. Ya en febrero de este año, por ejemplo, Lledó destituyó de la comisión de gobierno a tres ediles campistas, entre ellos a Pedrosa y a Richard) porque se negaron a votar a favor de los proyectos municipales del Fondo Estatal de Inversión Local. La destitución se produjo al día siguiente de que los tres concejales campistas denunciaran en un escrito que la regidora cedió un local público a una comunidad evangelista a cambio de afiliarse al PP.