Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno propone ampliar en seis meses el plazo de cobro del paro

Los trabajadores deberán asistir a cursos de formación, según el borrador enviado a los agentes sociales

El Gobierno ha propuesto a los agentes sociales (patronal y sindicatos mayoritarios) ampliar en seis meses el cobro del paro para los desempleados que hayan agotado todas las prestaciones y subsidios, según ha adelantado la cadena SER. La cuantía de esta nueva prestación para los desempleados será de 420 euros. Esta medida es una de las principales aportaciones del borrador que el Gobierno ha enviado a la CEOE, CC OO y UGT con sus propuestas para alcanzar el acuerdo en el diálogo social. Contempla, además, una rebaja de cotizaciones para las empresas.

Según el documento, el cobro de esta prestación está vinculado a que los trabajadores en paro asistan a cursos de formación. El borrador también contiene puntos referidos a la lucha del absentismo laboral, la mejora de la formación profesional y otras cuestiones que contribuyan a cambiar el modelo productivo, como la revisión de la ley concursal o del funcionamiento de las líneas de crédito del Instituto de Crédito Oficial.

Según fuentes cercanas a la negociación, se trata de un informe que está sujeto al debate y, por tanto, puede sufrir modificaciones. En este sentido, fuentes de la patronal también han señalado que las propuestas se están analizando y que en los próximos días hará una primera valoración.

"Ni de lejos" un acuerdo cerrado

Los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, también creen que será posible llegar a un acuerdo antes de agosto, puesto que es muy necesario para afrontar la crisis económica. Desde Comisiones, el secretario de Comunicación, Fernando Lezcano, ha advertido de que este documento recopila las propuestas que se han hablado en la mesa del diálogo social pero no es "ni de lejos" un acuerdo cerrado. Hay cuestiones habladas en el diálogo social, recordó Lezcano, sobre las que CC OO no está de acuerdo, como las rebajas de cotizaciones sociales o la actividad de las empresas de trabajo temporal y en particular la posibilidad de que puedan intermediar en "sectores de riesgo" como la construcción.

Este documento no es "en absoluto" definitivo y tampoco supone el cierre de las negociaciones, ha insistido el portavoz de CC OO. Tanto el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, como el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, han manifestado recientemente que esperan alcanzar el acuerdo en julio.

El documento que el Gobierno ha hecho llegar a los agentes sociales contempla una de las reivindicaciones que los dirigentes sindicales hicieron a la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, inmediatamente después de su toma de posesión del cargo.