Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El lunes sin carne de McCartney

El ex 'beatle' y sus dos hijas mayores llaman a sus seguidores a convertirse en vegetarianos por un día a la semana en beneficio del planeta

Uno de los vegetarianos más famosos del mundo, Paul McCartney, se ha sumado a una campaña internacional que recomienda que la gente renuncie algún día de la semana al consumo de carne para combatir el cambio climático: Lunes sin carne.

El ex Beatle y sus hijas, Stella y Mary, intentan persuadir a los consumidores para que adopten una dieta vegetariana al menos un día a la semana, con el objetivo de reducir las emisiones de gas invernadero de la cabaña mundial, que contribuyen de modo significativo al peligroso calentamiento del planeta.

La familia McCartney ha conseguido apoyo de personalidades del mundo del espectáculo, la empresa y la ciencia, como los actores Kevin Spacey, Woody Harrelson y Joanna Lumley, el cantante Chris Martin y el empresario Richard Branson, fundador de la aerolínea Easyjet.

"Deberíamos preocuparnos por el cambio climático porque, si no lo hacemos, vamos a dejarles en herencia a nuestros hijos y a los hijos de éstos un problema gravísimo", ha advertido McCartney al periódico británico The Independent. Y es que los ecologistas están preocupados por el impacto medioambiental de los animales destinados a la alimentación humana y en concreto por la destrucción de masas forestales en el Amazonas y otros lugares en beneficio de la ganadería.

Las vacas emiten en sus regüeldos grandes cantidades del gas metano, que supera en 21 veces el efecto invernadero del dióxido de carbono. De hecho, según la FAO, la ganadería es responsable del 18% de las emisiones de efecto invernadero frente al 13% que corresponde al transporte.