Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex gerente de la funeraria de Palma de Mallorca, detenido por supuesta malversación

La policía no descarta nuevas detenciones y practica varios registros

El agente de seguros, Óscar Collado Edo, que fue director gerente de la Empresa Funeraria Municipal de Palma (EFM) con el PP hasta 2007 con la llegada del centro izquierda, ha sido detenido esta mañana por la policía en Palma por supuesta malversación de caudales públicos, relacionados con adjudicaciones de obras y gastos en viajes privados. Collado ha sido arrestado junto a una persona de su entorno cuya identidad no se ha facilitado, a petición de la Fiscalía Anticorrupción.

El Cuerpo Nacional de Policía no descarta nuevas detenciones y ha practicado varios registros en la mañana de hoy, según un comunicado de la Jefatura Superior de Policía de Baleares. El actual equipo de la alcaldesa Aina Calvo, del PSOE, en el Ayuntamiento de Palma entregó "indicios de irregularidades en facturas y contratos" en la fiscalía y en febrero de 2009 el Bloc IU-Verds-PSM de Palma presentó una denuncia, tras detectarse pagos en billetes de avión a cargo de las cuentas públicas, por un "ejemplo claro e indiscutible de gestión irresponsable y de falta de rigor".

La ex concejal de Palma Marina Sans, que era presidente de la EFM y responsable de la gestión de Collado en la etapa del PP, retornó más de 6.000 euros al detectarse que se cargaron más de 20 desplazamientos de sus familiares en la cuenta de la agencia que atendía los viajes oficiales. Collado abonó el pasaje de su esposa a una feria de Chicago por valor de más de 3.000 euros.

Óscar Collado es un ejemplo de cargo público acomodado a las sucesivas etapas políticas. Se inició en la transición con el Gobierno preautonómico con UCD, posteriormente se hizo del PSOE y pasó al PP cuando este grupo se convirtió en hegemónico en la política de Palma (1991-2007).

Por otra parte, su hijo, Pablo Collado Serra, ex alto cargo del Gobierno balear con Jaume Matas, está imputado en la trama del caso Gúrtel; fue presidente de los Jóvenes Empresarios de Baleares y después de España. Figura como consejero o administrador de dos las firmas, Good and Better y Easy Concept Comunicación, que han sido investigadas por el juez Garzón. Pablo Collado fue muy apreciado por el que fuera presidente de Baleares, Jaume de Matas, quien en 2003 le nombró director general de la Fundación Baleares Sostenible.