Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un muerto y dos heridos al doblarse una torre eléctrica

Un joven de 25 años murió ayer al caer desde 30 metros de altura al doblarse la torre eléctrica en la que trabajaba. Otros dos trabajadores resultaron heridos de distinta consideración. El accidente se produjo poco antes de las 11 de la mañana, a la altura del kilómetro cuatro de la carretera que une Llíria con Pedralba. El fallecido se encontraba en la parte más alta de la torre que instala Renomar (Energías Renovables del Mediterráneo) para la conducción de energía eólica. La oscilación de la cabeza de la torre dejó a la víctima mortal colgando del arnés y sin posibilidad de refugiarse dentro de la propia torre.

La primera aproximación de la Inspección de Trabajo no señaló ayer fallos en las medidas de seguridad de los trabajadores víctimas del accidente. La investigación deberá recorrer el entramado de subcontratas para examinar cada parte del proceso. La torre que ayer se dobló era nueva. Formaba parte de la instalación preparada para conducir la energía del parque eólico de Andilla-Alpuente a la subestación eléctrica de Vilamarxant. El servicio, pues, es para Renomar. Pero se ejecuta a través de una unión temporal de empresas (UTE) formada por Acciona y Aplitec. Éstas, a su vez, tienen a Famsa como proveedora del hierro para la torre eléctrica y a Comadesa como responsable del diseño de las torres. Emte es la sociedad responsable de los trabajadores. Según fuentes del caso, descartada inicialmente la deficiencia en medidas de seguridad de los operarios, la investigación se centra en un defecto del hierro, un error en el montaje o un error de los trabajadores en tanto pudieran haber tensado demasiado el cableado.

Testigos explicaron ayer que la torre se dobló "con lentitud" y a los dos heridos les dio tiempo a introducirse en el interior de la estructura y amortiguar el golpe con los propios hierros. Sin embargo, la víctima mortal, que se encontraba en la parte superior, no pudo refugiarse.

Los dos heridos fueron ingresados en el Centro de Rehabilitación de Levante. Uno de ellos, de 37 años, presentaba contusiones y fractura de fémur y muñeca de carácter grave funcional. El otro herido, de 43 años, tenía contusiones, fractura de tobillo y traumatismo craneoencefálico y fue trasladado con pronóstico reservado.