Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero acusa a Rajoy de "poner zancadillas" y "sembrar pesimismo"

El presidente del Gobierno dice que el PP "no tiene ni un proyecto ni una idea"

Un manifestante es desalojado mientras el presidente del Gobierno se dirige a los asistentes al mitin en Langreo
Un manifestante es desalojado mientras el presidente del Gobierno se dirige a los asistentes al mitin en Langreo EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó anoche al líder del PP, Mariano Rajoy, de "poner zancadillas" y "sembrar el pesimismo sobre el futuro de España", durante un mitin en Langreo (Asturias) al que han concurrido alrededor de 5.000 personas.

Zapatero, que no se ha referido en ningún momento de su alocución a la polémica agitada por el PP por el uso que está haciendo el presidente de un Falcon de las Fuerzas Armadas para los mítines de campaña, ha sufrido el intento de boicot de media docena de jóvenes, que han sido desalojados del recinto.

Ya metido en harina, Zapatero ha reclamado el esfuerzo y la colaboración de todos para superar la crisis y ha denunciado que el PP no arrime el hombro y que lo único que hagan ese partido y su líder es "poner zancadillas" y "sembrar el pesimismo sobre el futuro de España". Frente a esa postura, ha garantizado que el PSOE tiene un proyecto que cree en España y en Europa. En este contexto, ha reiterado su apuesta por un cambio del modelo productivo actual para hacer una economía más sostenible, que arrincone la especulación e incorpore cada vez más el conocimiento y la educación.

Desde su punto de vista, "el PP y Rajoy no tienen ni un proyecto ni una idea, o no se atreven a ponerla encima de la mesa, como pasó en el debate del estado de la nación". Zapatero ha contrapuesto su convicción sobre el presente y el futuro de España, "positiva, de confianza y de seguridad", con el pesimismo y la negatividad del PP, de su líder, Mariano Rajoy, y del cabeza de lista de ese partido al Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja

La España de Mayor

"¿Qué añora Mayor Oreja, qué país añora?", se ha preguntado Zapatero. "A mí me gustan muchas cosas de España, prácticamente casi todas (...) y estoy esperando un solo día, una sola palabra de Mayor Oreja o de Rajoy que diga alguna cosa buena de España y de los españoles".

También se ha conjurado contra la abstención y ha animado a votar al PSOE, desde su convencimiento de que plantea el proyecto más ambicioso, renovador e innovador para superar la crisis y para cohesionar Europa y de que no se va a dejar afectar "ni por el pesimismo, ni por el negativismo, ni el afán de ruina que parece que quieren transmitir algunos".

Pero buena parte de su intervención se ha centrado en criticar a Rajoy y a Mayor Oreja, de quienes ha observado que "en su afán por no reconocer nada de nada" a la tarea del Gobierno han llegado hasta el "insólito" punto de decir que la presencia de España en el G20 se debe a los gobiernos conservadores de la UE. "¿Cómo se puede tener tan poca lealtad a la verdad, a tu país y a la historia?", ha clamado, antes de recordar que José María Aznar nunca fue invitado por esos gobiernos conservadores. "Yo nunca negué que Aznar consiguió ir a las Azores (...); que el PP no niegue que nosotros hemos conseguido estar en el G20 y estar invitados por primera vez en el G8", ha añadido.