Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero anuncia recortes en la deducción por vivienda y ayudas directas al automóvil

El presidente abre el debate sobre el estado de la nación con un amplio conjunto de medidas anticrisis aunque deja fuera ampliar la protección a los parados

Consulta el minuto a minuto de la intervención de Zapatero, el discurso íntegro del presidente y las principales medidas contra la crisis. El debate sobre el estado de la nación, en Twiter
La bancada socialista aplaude a Zapatero tras su intervención inicial en el debate sobre el estado de la nación.
La bancada socialista aplaude a Zapatero tras su intervención inicial en el debate sobre el estado de la nación. EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha tomado la iniciativa en la apertura del debate sobre el estado de la nación con un amplio rosario de medidas para superar "la peor tormenta financiera y económica que la economía internacional haya sufrido en los últimos cincuenta años". Entre estas nuevas actuaciones que el líder del Ejecutivo ha desgranado con poca autocrítica y mucho carácter electoral, destacan la reducción de las desgravaciones fiscales a la compra de vivienda a partir de 2011 para dar salida a los 800.000 pisos sin vender que hay en el mercado y la reducción de los impuestos a las pymes y autónomos que no destruyan empleo.

Además, para sorpresa de la oposición, se ha arrogado la propuesta del PP de conceder ayudas directas a la adquisición del automóvil tal y como reclama el sector de las cuatro ruedas aunque, eso sí, ha implicado a comunidades y fabricantes en la misma. Así, el Gobierno concederá 500 euros para comprar un automóvil nuevo siempre y cuando las autonomías aporten junto al sector el resto de dinero que hace falta para llegar a los 2.000 euros anunciados.

Entre el catálogo de medidas que Zapatero ha puesto sobre la mesa, también han sido acogidas entre aplausos de su grupo el anuncio de que a partir del próximo año "las aulas dispondrán de pizarras digitales, conexión inalámbrica a Internet y cada alumno tendrá su propio ordenador personal portátil, con el que podrá continuar trabajando, haciendo sus deberes, en casa". No obstante, en el capítulo de ausencias, se ha echado de menos la esperada medida de apoyo a los desempleados que hayan agotado la prestación y que no reciban subsidio, aunque quizás se la esté reservando para el turno de réplica a los portavoces del resto de grupos.

Para Zapatero, la desaceleración prevista en el sector inmobiliario "se convirtió en 2008 en un brusco estallido de la burbuja. Y ésta trajo consigo un aumento, igualmente brusco, del desempleo en nuestro país". Por este motivo, tras recordar que "cada país tiene sus propios problemas y sus propias oportunidades", ha insistido en que la responsabilidad del Gobierno y su "objetivo prioritario, real, sensible y apremiante" es el desempleo. De hecho, el término "empleo" ha sido el más pronunciado por el propio presidente junto con "crisis", que ha recurrido a ambos hasta en 19 ocasiones frente a las apenas cuatro en las que se ha referido al "paro" o al "desempleo".

Sin embargo, la oposición ha criticado con dureza el discurso del líder socialista por "falta de autocrítica", según el PP, o una mezcla entre una "carta a los Reyes Magos y el cuento de la lechera", en opinión de Rosa Díez. No obstante, la idea en la que han coincidido todos los grupos menos el PSOE ha sido que más que en el Congreso, Zapatero parecía que estaba en un mitin de la campaña electoral de las europeas.