Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis se convierte en la protagonista de un agrio debate sobre el estado de la nación

Zapatero propone un conjunto de medidas, duramente criticadas por Rajoy, que le pide que rectifique, "igual que hizo con la política antiterrorista".- Duras acusaciones cruzadas en los turnos de réplica y contrarréplica

Consulta el minuto a minuto de la intervención de Zapatero, el discurso íntegro del presidente, el de Rajoy y las principales medidas contra la crisis. El debate sobre el estado de la nación, en Twiter

La crisis se ha convertido rápidamente en el tema central del debate sobre el estado de la nación. Primero, como eje central del discurso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero a través de una serie de propuestas para superar la crisis. El presidente ha anunciado, entre otras medidas la subvención de la compra de coches y el recorte la desgravación de vivienda en 2011, además de una rebaja en el Impuesto de Sociedades y el IRPF a PYMES y autónomos, ayudas para que los titulados en paro puedan cursar gratis un máster y la puesta en marcha de un bono que rebaje un 24% el transporte.

Después, la crisis se ha convertido en el arma arrojadiza, con su versión burbuja inmobiliaria como herramienta estrella, una vez que ha llegado el turno del líder del PP, Mariano Rajoy, y los turnos de réplica de ambos.

Zapatero: "¿Qué pasa, que nos pusimos todos de acuerdo para engañar a los españoles?"

Rajoy: "Después de escuchar la intervención ecuánime, equilibrada, presidencial y educada de Zapatero, me pregunto si no estoy siendo injusto con un hombre que es una bendición para España"

Zapatero: "No ha hecho ninguna propuesta concreta, ni siquiera algo que se aproxime a una propuesta"

Rajoy: "El problema no soy yo, ni arregla el paro arremetiendo contra mí de una manera impropia de un presidente del Gobierno"

Terrorismo y paro

Como si fuese una lista de temas del barómetro del CIS, el terrorismo y el paro han seguido a la crisis en los temas tratados. De hecho, uno de los pocos momentos, por no decir el único, en el que no se ha hablado de la crisis financiera ha sido cuando, en uno de sus turnos de réplica, cuando Zapatero ha respondido a Rajoy, que le había pedido que rectificase en economía "igual que rectificó en política antiterrorista". El presidente del Gobierno ha comparado la postura del PP sobre el 11-M con quienes no creen que el hombre haya llegado a la Luna. "Oiga, no haga demagogia. No he venido a hablar de terrorismo", le ha replicado Rajoy olvidando quién había puesto el tema sobre la mesa.

"Mantengo que el señor Montoro jaleó" los datos del paro españoles en la reunión de los populares europeos, ha asegurado Zapatero. Rajoy se ha limitado a asegurar que, a pesar de la insistencia del presidente, no admitía la crítica y no la consignaba con lo que eludía la respuesta.

Los momentos de ataques y contraataques han tenido pocos respiros. Uno de ellos, en el turno de réplica de Zapatero, que ha terminado con una mano tendida a Rajoy para luchar juntos contra la crisis. "Usted nunca acepta nuestras propuestas, las descalifica y busca la atribución de la crisis financiera mundial al Gobierno, y el Gobierno está dispuesto a asumirla y llevar a este país a la senda del crecimiento, con el esfuerzo de todos y espero que con su colaboración", ha concluido Zapatero.

Contra las medidas del Gobierno

Rajoy no ha decepcionado a quienes esperasen un ataque duro contra el gobierno con la crisis como eje central de una primera intervención que ha contado con momentos tensos, abucheos y murmullos. El jefe de la oposición ha arrancado su intervención desgranado los malos datos macroeconómicos que se han conocido en los últimos meses: paro, déficit, decrecimiento económico, deflación y ha edificado sobre ellos su discurso. Rajoy le ha pedido que cambie tres cosas: que diga la verdad, que no fantasee sobre las previsiones y que establezca un plan coherente con éstas.

"El problema no soy yo, ni arregla el paro arremetiendo contra mí de una manera impropia de un presidente del Gobierno", continúa Rajoy. El líde popular concluye su dúplica diciendo que todo lo que ha dicho Zapatero "suena a excusa". Sobre las medidas para los autónomos y de reducciones de IRPF, Rajoy ha acusado a Zapatero de "apalear a los autónomos y a la clase media" antes de calificar las palabras de Zapatero proclamando la "austeridad" del Gobierno de "nuevo tipo de humor".

Además, durante su primera intervención, Rajoy le ha exigido medidasconcretas, varias reformas: una reforma laboral, "algo que le exigen incluso los suyos"; una reforma del sistema educativo para mejorar la productividad, y que es urgente "porque los frutos no se verán hastadentro de unos años"; una reforma del sistema de pensiones o unareforma de la justicia. Rajoy, ha desacreditado hoy las medidas delGobierno para salir de la crisis porque en su opinión son "aisladas y fragmentarias" y no responden a un plan "global", que es lo que la economía española demanda. "De nada sirveque nos anuncie una nueva medida cada media hora si no es capaz dearticularla en un proyecto global".

En la contrarréplica, Rajoy ha hecho uso de la ironía y ha empezado diciendo que "después de escuchar la intervención ecuánime, equilibrada, presidencial y educada de Zapatero, me pregunto si no estoy siendo injusto con un hombre que es una bendición para España", ha comenzado Rajoy.

Decretazo y previsiones

La respuesta de Zapatero en sus turnos de réplica, en los que ha insistido en la defensa de sus medidas, no se ha hecho esperar. "Esta mañana he dicho que el Gobierno se equivocó en las previsiones, yo me equivoqué en las previsiones y se equivocaron todos los organismos internacionales", ha exclamado Zapatero. "Les recuerdo que ustedes en campaña también hicieron su previsión" de crecimiento, ha recordado Zapatero. "¿Qué pasa, que nos pusimos todos de acuerdo para engañar a los españoles?", ha preguntado Zapatero, que ha acusado a Rajoy de buscar excusas cuando pierde las elecciones. "En las anteriores fue el 11-M", ha añadido. Zapatero ha dicho que también Merkel erró en sus previsiones.

Zapatero ha regresado a los errores en las previsiones y cita la última intervención más positiva de Trichet . "No ha hecho ninguna propuesta concreta, ni siquiera algo que se aproxime a una propuesta", ha dicho Zapatero a Rajoy, y ha considerado que el líder de la oposición sólo critica porque carece de propuestas, como la "reforma laboral".

El presidente ha recordado que la reforma laboral del PP fue el "decretazo". "La cuestión no está en la legislación laboral, sino que es la consecuencia de nuestro sistema productivo". "Nuestro sistema laboral tiene una temporalidad excesiva", dice Zapatero, que considera que no es culpa de la legislación sino del sistema productivo. "Si hay alguna propuesta de abaratar el despido o recortar los derechos de los trabajadores no va a pasar porque la mayoría del grupo socialista no lo va a aceptar", ha exclamado Zapatero.