China pide "medidas efectivas" para que la Audiencia abandone el caso sobre Tíbet

El régimen chino exige que la demanda por genocidio admitida por el juez Pedraz contra dirigentes chinos "sea retirada cuanto antes" para "evitar posibles estorbos en las relaciones bilaterales"

La Embajada de China en España ha solicitado este jueves al Gobierno que tome "medidas inmediatas y efectivas" para que la querella presentada en la Audiencia Nacional sobre los disturbios que se registraron el pasado año en Tíbet, en los que podrían haber muerto unas 200 personas, "sea retirada cuanto antes ", con el objetivo, ha advertido, de "evitar posibles estorbos y daños en las relaciones bilaterales entre China y España". En la misma línea, ha pedido a la Audiencia Nacional que "cese de inmediato" la investigación iniciada por el magistrado Santiago Pedraz sobre este caso "infundado y falso" y le recuerda que carece de jurisdicción para ello.

En un comunicado, la Embajada china ha asegurado que "conforme al Derecho Internacional y las normas de las relaciones internacionales universalmente reconocidas", los líderes y los funcionarios gubernamentales de los países "gozan de la inmunidad soberana y no están sujetos a la jurisdicción de los países ajenos". El juez Pedraz solicitó a China que le permita interrogar como imputados a tres ministros -Defensa, Seguridad del Estado y Seguridad Pública- y cinco altos cargos de este país por su presunta implicación en la represión que se produjo en Tíbet cuatro meses antes de la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín.

Más información
El juez solicita interrogar al ex presidente chino por genocidio
Admitida a trámite una querella contra siete altos cargos chinos por la represión en el Tíbet
El juez Moreno pide a China que interrogue a su ex presidente
Pedraz pide a China que le permita interrogar a tres ministros por la represión en Tíbet

En opinión de la Embajada, la Audiencia Nacional debe "cesar de inmediato" las investigaciones sobre un caso que considera "infundado y falso" y en el que "se ha hecho sordo ante los hechos reales, confundiendo lo blanco con lo negro" y "atropellando deliberadamente las relaciones interncionales". "Deseamos que el Gobierno de España comprenda y respalde la acuciante preocupación y posición y principios de China en la salvaguardia de la reunificación y la integridad territorial del país", ha señalado.

"Incidentes y calumnias"

En este sentido, la Embajada señala que "el incidente" registrado el 14 de marzo del pasado año en Lhasa -que se saldaron con 203 muertos, más de mil lesionados graves y 5.972 detenidos ilegales y desaparecidos, según la querella presentada por el Comité de Apoyo al Tíbet (CAT) y otras dos asociaciones- fue "organizado, premeditado, planificado e incentivado por la camarilla escisionista de Dalai Lama".

En la misma línea, la querella presentada por los "independentistas tibetanos" en base a "testimonios falsificados y calumnias" tiene "la intención evidente" de "difamar al Gobierno chino, dividir China y sabotear las relaciones entre China y España". "Las medidas adoptadas por las autoridades correspondientes del Gobierno local de Tíbet de China, de acuerdo con lo establecido jurídico, han contado con el apoyo de todo el pueblo chino incluyendo los compatriotas tibetanos", concluyó la Embajada.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS