Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps: "Ya tengo un sitio para contar la verdad y acallar tantas mentiras"

El presidente valenciano "celebra" que el TSJCV asuma la investigación del 'caso Gürtel' y augura un "final feliz"

Feliz y satisfecho porque el proceso continúa, el presidente valenciano, Francisco Camps, ha asegurado hoy que ya tiene "un sitio para poder contar la verdad" sobre su supuesta implicación en el caso Gürtel y "acallar tantas mentiras" como las que ha escuchado esta semana, una vez que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) se haya declarado competente para investigarle por un supuesto delito de cohecho.

Junto al jefe del Ejecutivo valenciano, el tribunal investigará al secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa; al ex vicepresidente Víctor Campos y al ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo Rafael Betoret, por su supuesta implicación en la trama corrupta dirigida por Francisco Correa.

"Final feliz"

"Tengo también la felicidad de que esto terminará con un final feliz, que seguro compartiré con la inmensa mayoría de mis conciudadanos y compatriotas", ha señalado Camps, quien ha destacado el "cariño recibido de muchísimas personas, que son conscientes de lo que ha pasado" durante estas semanas. "Compartiré ese final feliz con miles y miles y miles de personas que lo que quieren es que esto acabe cuanto antes".

El delito de cohecho que se investiga está relacionado con la aceptación de los dos aforados, Camps y Costa, y los otros dos supuestos implicados, Campos y Betoret, de regalos de empresas de Correa, principalmente de Orange Market, la filial valenciana, supuestamente a cambio de adjudicaciones de servicios. De acuerdo con unos documentos a los que ha tenido acceso EL PAÍS, empleados de la tienda de ropa Milano indicaron en diciembre de 2008 que los responsables de la trama habían pagado trajes de esa tienda a Camps.

El portavoz adjunto del grupo parlamentario popular en Valencia, Rafael Maluenda, ha afirmado hoy que su partido respeta "profundamente la acción de la justicia" y no se dedica "a hacer juicios paralelos como en las filas socialistas".