Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un metro cuadrado en Serrano, 9.900 euros

Se trata de la calle más exclusiva de toda España, puesto que hasta el año pasado ocupaba el Paseo de Gracia de Barcelona

De la crisis del ladrillo no se salvan ni los barrios más exclusivos de España, según revela un informe elaborado por Tecnitasa sobre la evolución de los precios en zonas prohibitivas del país en 2008. El coste de este tipo de vivienda cara bajó el año pasado en Madrid un 1%, lo que supone el menor descenso registrado entre las capitales españolas. La zona más cara de la capital fue la calle Serrano, donde el precio del metro cuadrado descendió un poco, de 10.000 a 9.900 euros. Serrano, la calle que ahora se encuentra completamente levantada por las obras y con la polémica de la tala de árboles, es también la calle con el ratio más alto por metro cuadrado de todo el país, puesto en el que ha desbancado al Paseo de Gracia de Barcelona. En conjunto, las zonas residenciales más costosas ya no superan los 10.000 euros de media, según Tecnitasa, y capitales como Sevilla, Alicante, Cáceres o Málaga albergan viviendas por debajo de los 1.000 euros por metro cuadrado.

El descenso de la demanda ha obligado, incluso en los segmentos de lujo, a aplicar rebajas de precios, según Tecnitasa. El precio de la vivienda bajó en 2008 una media de un 8% en las siete capitales con las zonas más caras, donde el metro cuadrado vale más de 6.000 euros, si bien las caídas oscilaron entre el 1% en Madrid y el 13,6% de Barcelona, según el estudio de la sociedad de tasación. La zona más exclusiva de Madrid es la calle Serrano, donde en el último año el precio del metro cuadrado cayó de 10.000 a 9.900 euros, en tanto que el Paseo de Gracia se abarató de 11.000 a 9.500 euros.

Así se desprende de un informe de TecniTasa a partir del análisis de las ciudades más relevantes de cada provincia, a través de sus red de 52 delegaciones. Según este documento, a mes de marzo existen ocho ciudades españolas con los precios por encima de los 6.000 euros por metro cuadrado, si bien en todos los casos estos han bajado del año pasado a éste y en ningún caso se superan los 10.000 euros. Las áreas más caras de Zaragoza (Paseo de la Independencia, Plaza de España y comienzo del Paseo de Sagasta) bajaron el 13,3%, de 7.500 a 6.500 euros por metro cuadrado.

La vivienda más barata

En las calles Hernani y Zubieta de San Sebastián el metro cuadrado cuesta un 12% menos que un año antes, al bajar de 8.650 euros a 7.615, mientras que en la Plaza de Euskadi de Bilbao vale el 9,1% menos, después de caer de 7.700 a 7.000 euros. La zona de El Sardinero de Santander se abarató el 4%, ya que el metro cuadrado cuesta 7.200 euros frente a los 7.500 euros del año anterior. También disminuyó un 3,2% el precio de la vivienda en la calle Uría de Oviedo, donde el metro cuadrado pasó de pagarse e 6.200 a 6.000 euros, y en Puerto Banús Marbella (Málaga), de 6.800 euros a 6.000 euros.

Pero la crisis no sólo ha llevado a bajar los precios más altos, sino que los mínimos también se orientan a la baja. De este modo, 17 capitales españolas albergan viviendas por debajo de los 1.000 euros por metro cuadrado, mientras que hace dos años eran sólo diez. Entre ellas están Sevilla, Cáceres, Alicante o Málaga. Según Tecnitasa, las viviendas más baratas se encuentran en Melilla, con 670 euros por metro cuadrado, seguidas de Sevilla (700 euros por metro cuadrado), y Jerez de la Frontera, Cuenca, Cáceres, Badajoz, Alicante y Elche, Jaén, Telde (Gran Canaria) y Las Palmas de Gran Canaria, Málaga y Murcia, todas ellas con precios por metro cuadrado de entre 800 euros y 900 euros.

Entre los descensos más significativos, destacan los del metro cuadrado en Barakaldo, que pasa de 6.000 a 4.000 euros; Gerona, de 6.000 a 4.600 euros; Guadalajara, de 4.400 a 3.600 euros; Málaga capital, de 6.000 a 5.000 euros; o Teruel, de 3.150 a 2.500 euros.