Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un jurado condena por asesinato a Phil Spector

El mítico productor ha sido declarado culpable de asesinar a una actriz de serie B en su mansión de Los Ángeles en 2003

Un jurado de Los Ángeles ha declarado culpable de asesinato al mítico productor de música Phil Spector, de 69 años. Según el veredicto, Spector mató a la actriz de serie B Lana Clarkson en su mansión de Los Ángeles en 2003.

El primer juicio contra Spector, uno de los productores más célebres en la historia de la música moderna, fue declarado nulo en septiembre de 2007 después de que los doce miembros del jurado no fueran capaces de alcanzar un veredicto. Desde entonces Spector estaba en libertad.

El artista afronta ahora una posible condena a 18 años de prisión. La sentencia está previsto que se haga pública el próximo 29 de mayo. El jurado alcanzó su decisión tras una tensa deliberación de nueve días en la que sólo había dos posibles salidas: declarar culpable a Spector por disparar contra la actriz en un acceso de ira tras una larga noche de borrachera o, como recomendaba su abogado defensor, declararle inocente al concluir que Spector únicamente presenció el suicidio de la mujer.

Las pruebas presentadas en el juicio, que arrancó en octubre, fueron suficientes para que se determinase que el 3 de febrero de 2003 Spector mató a Lana Clarkson horas después de conocerse en un club de Sunset Strip, donde trabajaba. La acusación retrató a Spector como un sádico misógino con un historial de tres décadas "jugando a la ruleta rusa con las vidas de las mujeres" cuando estaba ebrio.

El abogado defensor intentó sin éxito imponer su tesis de que Clarkson se suicidó al encontrarse sumida en una depresión al ver cómo su carrera artística no despegaba y acuciada por problemas económicos.

Spector, que durante su larga carrera como productor trabajó para los Beatles, Tina Turner o los Rolling Stones, llevaba varios años sumido en un oscuro silencio sólo roto por sus excéntricas salidas de tono y por este juicio que enterrará definitivamente su excepcional talento musical.