Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tripartito catalán se rearma ante Zapatero

PSC, ERC e ICV actualizan su pacto de legislatura y piden al Gobierno central que cumpla con Cataluña

Los tres partidos que apoyan al Ejecutivo catalán, PSC, ERC e ICV-EUiA, han firmado este mediodía un documento de puesta al día de su pacto de Gobierno que supone una apuesta para la estabilidad del tripartito y, al mismo tiempo, un envite hacia José Luis Rodríguez Zapatero para que cumpla sus compromisos con Cataluña.

El documento, de 15 folios, lista las acciones a emprender para afrontar la crisis económica y las relaciona con la urgencia de una nueva financiación para la Generalitat así como las nuevas competencias que prevé el Estatut y que se encuentran encalladas en varios ministerios.

Socialistas, republicanos y ecosocialistas han lanzado un mensaje claro al Gobierno central que, con diferentes matices, viene a decir que ya no se aceptarán nuevas objeciones que retrasen los compromisos. De esta forma, los partidos se emplazan a lograr un "buen modelo de financiación que respete lo establecido en el Estatuto" y a, llegado el caso, plantarse ante un mal cuerdo. "Avalamos la posición del Gobierno catalán de o aceptar en ningún caso un cuerdo que no respete lo que estblece el Estatuto".

El documento también hace una lista de las competencias a lograr "antes de fin de año". Entre ellas, la gestión del servicio de Cercanías de Renfe y de los aeropuertos secundarios de Girona, Reus y Sabadell, y la gestión de las becas.

El secretario general de Esquerra Republicana, Joan Ridao, ha dicho tras la firma del documento que el pacto quiere ser "un toque de atención" a Zapatero en el sentido de que "se le dice lo que tiene que hacer para cumplir con Cataluña". "Es una oportunidad para el Gobierno central, no sabemos si la última, para cumplir con Cataluña", remachó.

El viceprimer secretario del Partit dels Socialistes matizó las palabras de su socio republicano y dijo que el "documento dice lo que dice". El texto no habla en ningún caso de últimas oportunidades para nadie. Iceta sí admitió que el pacto es "exigente" con el Gobienro central y recordó que hay asuntos de máximo interés para los partidos catalanes que se encuentran encallados en los ministerios. Sobre la financiación autonómica, Iceta prometió firmeza ante el Gobierno central. "¿Alguien cree que el Gobierno catalán será menos firme que los Gobiernos de Andalucía, Castilla la Mancha o Extremadura que en su día se negaron a firmar su sistema de financiación?".

Desde Iniciativa-Esquerra Unida, Joan Herrera insistió en el carácter social y de lucha contra la crisis que supone la renovación del pacto. "Estamos ante una crisis sin precedentes que requiere un acuerdo con fuerte sensibilidad social". De ahí que el pacto incluya medidas como mejorar la cobertura de los trabajadores en paro que se queden sin prestación.