Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que salpican al PP

Rajoy echa el cierre a la comisión interna sobre el espionaje

La 'número dos' del PP afirma que su partido esperará a las "conclusiones de la Justicia".- De la Vega acusa al PP de montar las comisiones "más para encubrir que para descubrir"

Ya sólo hay una pelota y está en el tejado de la Justicia. Poco más de una semana después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, echase el cerrojo a la fugaz comisión de la Asamblea que investigaba la trama de espionaje en el Gobierno regional, ahora es la dirección nacional la que cierra la investigación abierta dentro del partido. "Teniendo en cuenta que nosotros no tenemos más medios para seguir adelante porque no podemos practicar ninguna otra averiguación y que hay abierta una investigación judicial, el PP dejará cerrada esta comisión de investigación que estaba abierta dentro del partido y esperaremos a las conclusiones de la Justicia" ha comunicado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en un acto en la localidad albaceteña de La Roda.

Aunque era un secreto a voces el poco interés que tenía el PP nacional por reabrir la investigación interna -De Cospedal llegó a decir que no le "disgustaba" cómo se había cerrado la comisión parlamentaria-, aún no había habido cerrojazo oficial. La número dos del partido ha defendido este viernes que de las conclusiones aprobadas en la Asamblea madrileña -con mayoría del PP- "no se ha podido demostrar absolutamente nada sobre que existiera o dejara de existir una trama de espionaje".

De la "farsa" a las "pruebas irrefutables"

El pasado día 18, el PP sacó adelante en la Asamblea, gracias a su amplía mayoría, el dictamen exculpatorio de la comisión que tenía como objeto investigar una trama que tanto Aguirre, como su portavoz en la Cámara, David Pérez, tildaron de "mentira" y "farsa". La oposición formada por PSM e IU culparon directamente en sus conclusiones a la presidenta madrileña de la red de "espionaje político" y señalaron como "pruebas irrefutables" las confirmaciones del ex consejero Alfredo Prada, el vicealcalde Manuel Cobo y la diputada regional María del Carmen Rodríguez Flores.

El número dos de Alberto Ruiz-Gallardón en el Ayuntamiento presentó a principios de marzo una denuncia ante el juzgado de guardia para que se investigase el espionaje del que fue objeto entre abril y mayo de 2008. La semana pasada y tras el cierre de la comisión de la Asamblea, el vicealcalde apostó por que se llegase "hasta las últimas consecuencias" en la investigación judicial. Además, la Fiscalía de Madrid sigue adelante con la práctica de diligencias en torno al caso a instancias delpropio Cobo y del ahora responsable de Exteriores del partido, AlfredoPrada. Por otro lado, el juzgado de instrucción número 47 de Madrid investiga ya los seguimientos realizados al vicepresidente del Gobierno madrileño, Ignacio González, en dos viajes realizados durante 2008 a Cartagena de Indias (Colombia) y Johannesburgo (Sudáfrica).

De la Vega acusa al PP de encubrir

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, cree que el PP ha tratado de encubrir y no de descubrir si hubo espionaje o no en la Comunidad de Madrid. En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, De la Vega ha confiado en que el PP "esclarezca cuanto antes todos estos asuntos tan turbios y tan poco claros que vienen rodeando a este partido en las últimas semanas".

De la Vega ha dicho tener "la impresión" de que tanto la comisión constituida en el Parlamento madrileño para averiguar si hubo espionaje o no, cerrada esta misma semana, como la investigación interna del PP sobre los hechos, "han sido montadas más para encubrir que para descubrir".