Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón dice que la investigación por sus cobros en el extranjero "no tiene fundamento"

"Cuando vuelva a España hablaré y a lo mejor hasta me dicen que tengo que callarme", asegura el magistrado

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha asegurado este jueves que la investigación abierta por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por el cobro de 200.000 dólares por parte del magistrado por su actividad docente, además de su sueldo, "no tiene fundamento" y que sus cuentas están "claras".

El Poder Judicial adoptó este acuerdo esta semana a la vista del auto del Tribunal Supremo que le atribuye una "falta muy grave" de faltar a la verdad al no haber pedido la compatibilidad para ejercer actividades retribuidas durante su licencia de estudios en Nueva York.

"Las cuentas están muy claras", ha insistido el juez, quien ha añadido que declaró a Hacienda por sus ingresos "dos veces, una a la (hacienda) norteamericana y otra a la española".

Hace ya tres días, el propio juez desmintió que hubiera tratado de ocultar las cifras que percibió como profesor en Nueva York y que actuara con mala fe o con afán de ocultar al Consejo información sobre sus retribuciones.

Garzón indicó que si hubiera tenido intención de no informar de sus retribuciones no habría declarado sus ingresos al fisco de EE UU y al español, tal y como hizo. Y se extrañó mucho de que este asunto salga cuatro años después, coincidiendo con los ataques generalizados que está sufriendo tras presentar su candidatura a la presidencia de la Audiencia Nacional, informa José Yoldi.

Ofensiva del PP

Durante una visita a Guatemala para participar en un Seminario Internacional sobre Justicia Universal, Garzón también se ha referido a la campaña de acoso hacia su persona que ha iniciado el PP después de que el magistrado iniciara la investigación de las conductas irregulares de más de una decena de altos cargos populares, a los que ha imputado por su vinculación con la trama corrupta que dirigía Francisco Correa.

Ante los periodistas, ha dicho que desconoce si la investigación del Poder Judicial por sus cobros en el extranjero pudiera formar parte de una supuesta persecución política a cargo del PP, pero ha aclarado que de ser así, "tampoco me importa demasiado".

También ha preferido no hacer comentarios sobre la querella por prevaricación presentada en su contra por el PP por el llamado caso Gürtel, que investiga supuestos casos de corrupción vinculados a políticos ese partido.

"Estoy fuera de mi país y no me gusta hablar de temas de mi país cuando no estoy en él". Aunque ha asegurado que "esta madrugada (del viernes), cuando vuelva (a España) hablaré y a lo mejor hasta me dicen que tengo que callarme".