Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV empieza a hacer pagar al PSOE en el Senado su salida del Gobierno vasco

Los nacionalistas vascos escenifican en la Cámara Alta su primer choque con el Gobierno central

Los temores de los socialistas se han cumplido. La apuesta del PSOE por el gobierno de Patxi López en Euskadi, que previsiblemente recibirá el apoyo del PP y desalojará al PNV de la lehendakaritza después de 29 años, no ha sido perdonada por los nacionalistas vascos, que han escenificado en el Senado su primer choque con el Gobierno central.

El PNV ha apoyado una moción de CiU, que ha contado también con los votos del PP y de Grupo Mixto, por la que insta al Gobierno, a pesar de la oposición del PSOE, a reducir en 2009 las tarifas de los servicios públicos dependientes del Estado, como los peajes de las autopistas o los servicios ferroviarios.

Los socialistas tampoco han contado con el apoyo de PNV en el proyecto de ley para regular las empresas de unificación de préstamos. Los nacionalistas vascos se han sumado a los senadores populares para aprobar la incorporación de dos enmiendas de CiU, que proponen que estas sociedades faciliten sus cuentas anuales auditadas al Ministerio de Sanidad y Consumo, mientras que los socialistas no han logrado sacar adelante las dos modificaciones que introdujeron en el trámite inicial en el Congreso.

Aunque el PNV no ha conseguido que prospere la tramitación de una proposición de ley que planteaba una modificación de la Ley de la Memoria Histórica, también en esta ocasión ha chocado con los intereses socialistas. El PSOE ha rechazado la propuesta para que el Gobierno asuma la exhumación de víctimas de la Guerra Civil, rechazo al que también se han sumado PP, CiU y senadores de Entesa Catalana del Progrés y el Grupo Mixto, pero en ningún caso, los senadores nacionalistas vascos.