Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

EEUU no concede visado a Amy Winehouse

La cantante no podrá actuar en ese país por sus problemas con la justicia

A pesar de que la cantante aseguraba que desde la vuelta de su viaje al Caribe su vida iba a cambiar, la polémica no se aleja de la vida de Amy Winehouse. El problema, ahora es que no podrá actuar en el festival de Música y Artes del Valle Coachella, en California, porque el Gobierno estadounidense le ha denegado el visado por sus problemas con la Justicia, que salieron a la luz la semana pasada.

Según informa el Daily Mirror, la artista, de 25 años, era una de las estrellas invitadas a ese concierto, que reúne cada año en tierras californianas a más de 75.000 personas y a los más prestigiosos ejecutivos de la industria musical estadounidense. De hecho, entre los invitados de este año hay artistas de la talla de Paul McCartney, Morrisey y The Killers.

Por ello, según indica el representante de Winehouse, la cantante, que tiene pendiente una comparecencia judicial en el Reino Unido por una supuesta agresión a una mujer, está "hecha polvo" por la noticia, ya que la veía como un paso importante en su retorno. Para ella, esta actuación era "la más importante hasta la fecha" en ese país.

Sin embargo, esta no es la primera vez que los trámites del visado impiden a Winehouse actuar en Estados Unidos: en 2008, el retraso en la tramitación de la visa la obligó a actuar a través de una conexión vía satélite en la ceremonia de entrega de los Grammy.

Esta vez, son los problemas legales los culpables de que la británica no pueda cruzar el Atlántico, ya que Winehouse tendrá que personarse ante los tribunales este 17 de marzo, acusada de agredir a una mujer en el centro de Londres el pasado 26 de septiembre.