Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Día de Andalucía | Encuesta

El PP se sitúa a un punto del PSOE en Andalucía

La crisis pasa factura a los socialistas.- El 67% opina que Chaves debe dejar de ser candidato en las próximas elecciones.- El 52% cree que Arenas no debe volver a repetir, tras tres derrotas

La crisis económica está pasando factura al PSOE de Andalucía y, singularmente, a su líder, Manuel Chaves. Cuando faltan nueve días para que se cumpla un año de las elecciones andaluzas del 9 de marzo de 2008, la distancia de 10 puntos lograda por este partido sobre el PP en las urnas se habría evaporado. Según el sondeo realizado por la empresa Metroscopia para EL PAÍS, con motivo del Día de Andalucía, de celebrarse ahora comicios autonómicos la distancia se reducirá a 1,1 puntos.

Ésta es la diferencia más corta en intención de voto desde que este periódico empezó a publicar en 1998 un sondeo electoral con motivo del 28-F.

También por primera vez, Chaves se ve superado por el líder del PP, Javier Arenas, en valoración. Aunque ninguno aprueba, Arenas obtiene una nota media de 4,9. Una décima menos (4,8) saca el presidente de la Junta. En el caso de Chaves, sus largos años (18) en el poder le pasan factura: el 67% cree que lleva un tiempo excesivo y no debería volver a repetir candidatura.

El líder popular supera al presidente en valoración por primera vez

Al 51% le da igual que una mujer releve a Chaves en el cartel electoral

Tras 26 años continuados en el Gobierno de la comunidad, los socialistas volverían a ganar las elecciones con el 44,3% de los votos, es decir, casi cuatro puntos menos que en marzo de 2008, cuando obtuvo el 48,2%. La estimación de escaños que realiza Metroscopia es de entre 53-55. En la horquilla más alta, el PSOE conservaría la mayoría absoluta -fijada en 55 de los 109 escaños del Parlamento andaluz-, frente a los 56 asientos que tiene ahora. Para elaborar estos datos, la empresa demoscópica estima una participación similar a la de las pasadas elecciones, que fue del 73,3%.

El Partido Popular sería el principal beneficiado del desgaste de los socialistas, pero aun así, seguiría sentándose en los bancos de la oposición. Según el sondeo, la formación que preside en Andalucía Javier Arenas, obtendría el 43,2% de los votos, 4,6 puntos más que hace un año, cuando logró el 38,6%. La distribución de escaños que hace Metroscopia para el PP de celebrarse ahora elecciones es de entre 49-50, frente a las 47 actas de diputados obtenidas en 2008.

Izquierda Unida mantendría prácticamente su nivel de voto. Sacaría el 6,6% de los sufragios, frente al 7% que obtuvo en las urnas. Metroscopia le da entre 5-6 escaños, frente a los seis actuales. El Partido Andalucista, que concurrió en coalición electoral en 2008, volvería a quedarse fuera de la Cámara autonómica, ya que obtendría un respaldo del 2,9%, tan sólo una décima más que hace un año.

En sintonía con estos datos electorales, el PSOE es el partido preferido por los andaluces para una nueva victoria (43%), pero tan sólo por un punto de diferencia respecto al PP (42%).

Por primera vez, Javier Arenas supera en valoración (4,9) a Manuel Chaves (4,8). Los dos suspenden cuando hace un año ambos alcanzaban el 5 y el socialista obtenía una nota de 5,7, siete décimas más que su principal competidor. El coordinador de IU, Diego Valderas, sólo es conocido por el 54% y la puntuación que recibe es de 4,6.

Uno de los datos más significativos del sondeo es el que revela una cierta falta de liderazgo político y que la larga permanencia en el poder de los referentes del PSOE y PP provoca cansancio en el electorado. Para dos de cada tres andaluces (67%), Manuel Chaves -que cumplirá al final de esta legislatura 22 años en el poder- debería ceder el paso a otro candidato socialista en las próximas elecciones. Esta opinión es compartida por uno de cada dos votantes del PSOE (53%).

También son más (51%), es decir, uno de cada dos ciudadanos, los que creen que Javier Arenas no debería volver a ser el candidato del PP a la presidencia de la Junta, tras acreditar tres derrotas electorales frente a Manuel Chaves (1994, 1996 y 2008). Esta opinión la avalan el 43% de los que votaron al Partido Popular hace un año. A diferencia de lo que ocurre con el dirigente socialista, la opinión mayoritaria del votante popular (55%) es que los fracasos anteriores cosechados por Arenas no lo invalidan para continuar.

A la mayoría de los andaluces le resulta intrascendente que el recambio de Chaves al frente de la candidatura socialista en caso de no repetir fuera una mujer. Hace justo un año, en una entrevista con motivo del 28-F, el presidente andaluz opinó que le gustaría que una mujer le sustituyera al frente de la presidencia de la Junta, lo que abrió un nuevo debate sobre su sucesión. Así, a uno de cada dos encuestados (51%) le daría igual que fuese una mujer la que lo relevara. No obstante, un 44% prefiere a una candidata que a un candidato.

Viejos rivales

Manuel Chaves, de 63 años, y Javier Arenas, de 51, son viejos rivales. Se han enfrentado tres veces en unas elecciones autonómicas, todas ganadas por el socialista. En 1994, el PSOE perdió la mayoría absoluta y obtuvo 45 escaños, cuatro más que el PP (41). Fue la peor legislatura para el PSOE, por cuanto la pinza entre populares e IU bloqueó la acción de Gobierno. Al no poder aprobar los presupuestos de la comunidad, Chaves adelantó las elecciones 18 meses más tarde. En 1996 volvieron a medirse. La distancia de escaños en Andalucía se amplió, ocho actas más para la candidatura de Chaves, pero el PSOE perdió las elecciones generales. La llegada de José María Aznar al Gobierno central supuso también la marcha de Arenas a Madrid como ministro de Trabajo, primero, y vicepresidente segundo en el gabinete y ministro de la Presidencia, después. En sus años en el Gobierno central, Arenas nunca perdió el control del partido en Andalucía. En marzo de 2008, volvió a presentar su candidatura a la presidencia de la Junta y cosechó su tercera derrota. El PSOE sacó mayoría absoluta. En la campaña electoral pasada, Chaves y Arenas se reprocharon su antigüedad. "Llevan demasiados años en el poder", decía el popular. "Los mismos que ustedes ¿cómo puede representar el cambio alguien que ha perdido todas las elecciones?", replicaba el socialista.

Más información