Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La red de corrupción vinculada al PP

Destacados políticos y empresarios, en la lista de imputados por Garzón en la trama de corrupción

El juez de la Audiencia Nacional cita a 34 personas además de los ya conocidos Francisco Correa, Pablo Crespo y Antoine Sánchez. -Figuran los ex alcaldes de Boadilla y Majadahonda; José Ramón Blanco, ex consejero delegado de Repsol; y los empresarios José Luis Ulibarri y Jacobo Gordon Levenfeld

El juez de la Audiciencia Nacional, Baltasar Garzón, ha levantado parcialmente este martes el secreto de sumario de la red de corrupción vinculada al PP que destapó el pasado viernes. En un auto notificado hoy y a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, el magistrado imputa en la causa a 34 personas, entre las que se encuentra los empresarios José Luis Ulibarri y Jacobo Gordon Levenfeld; el ex alcalde de Boadilla, Arturo González Panero (PP); el ex alcalde de Majadahonda y hasta ayer gerente del Mercado Puerta de Toledo -cargo dependiente del Gobierno de Madrid-, Guillermo Ortega (PP); y el ex consejero delegado de Repsol y administrador de Rústicas MBS, José Ramón Blanco Balín. El juez les imputa los presuntos delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal, tráfico de influencias y cohecho, pero no el de asociación ilícita, en contra de la petición del fiscal. (Lea la lista completa de imputados).

A los 34 imputados hay que sumar los tres detenidos el pasado viernes y que el lunes comparecieron ante Garzón. Son el empresario Francisco Correa Sánchez, habitual organizador de actos del PP hasta que Mariano Rajoy prescindió de sus servicios en 2003 y amigo de Alejandro Agag; Pablo Crespo Sabaris, secretario de Organización del PP gallego hasta 1999 y hombre de confianza del dirigente popular ya fallecido Xosé Cuiña; y el empresario Antoine Sánchez, administrador de la constructora Catalunya Nord Recor y de Inversiones Kintamani, dos empresas implicadas.

En la lista de imputados no está el ya ex consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid, Alberto López Viejo, que ayer presentó a Esperanza Aguirre su dimisión después de que su nombre fuera relacionado con la trama. López Viejo fue responsable en 2003 de las escenografías electorales de la presidenta de Madrid, que montaba la compañía Special Events, regida por Correa.

Las declaraciones, entre mañana y el 5 de marzo

Tampoco lo está Benjamín Martín Vasco, diputado del PP que ha sido designado presidente de la comisión de investigación sobre la otra trama que afecta a Madrid, la crisis de los espías. PSOE e IU le han pedido hoy que renuncie tras revelar la cadena SER que Isabel Jordán, una de las detenidas en el marco de la operación Gürtel (correa en alemán) abierta por la Audiencia Nacional, afirma en las grabaciones en poder del juez que Martín Vasco cobró 30.000 euros del entramado de empresas de Francisco Correa.

Los que sí figuran son responsables de la empresa Orange Market, Álvaro Pérez Alonso, detenido anoche en Valencia; Ramón Blanco Balín, ex consejero delegado de Repsol; María del Carmen Rodríguez Quijano, esposa de Correa y ex jefa de gabinete del ex alcalde del PP en Majadahonda; y Felisa Jordán, detenidas ambas el pasado viernes y puestas en libertad por la Policía. Ambas, junto a una tercera -Carmen Luis Cerezo-, serán mañana las primeras en comparecer a partir de las diez de la mañana ante Garzón, que tiene previsto interrogar a todos los imputados en grupos a partir de mañana y hasta el 5 de marzo.

Después de esta primera toma de declaración, el juez decidirá también por la tarde si acuerda el ingreso en prisión de Correa, Crespo y Sánchez tras haber prorrogado ayer su detención a petición de las fiscales Anticorupción, Miriam Segura y Concha Sabadell, para la práctica de nuevas diligencias. Mañana también podría ser puesto a disposición judicial el último detenido en esta operación, Álvaro Pérez Alonso, conocido como el bigotes. Para notificar el auto con estas nuevas imputaciones, Garzón ha alzado parcialmente el secreto de sumario de la causa, en la que ayer abrió también una pieza separada para investigar las filtraciones a los medios de comunicación.