Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena de seis meses para dos 'mossos' por romper el brazo a un detenido

El tribunal entiende que los policías actuaron de forma "reprochable" al esposar al guineano Aliou Bobo Diallo, pero les absuelve del delito de tortura

La Audiencia de Barcelona ha condenado a seis meses de cárcel a dos agentes de los Mossos d'Esquadra por romperle el brazo a un detenido en comisaría. El tribunal entiende que los policías actuaron de forma "reprochable" al esposar al guineano Aliou Bobo Diallo, que acabó con fractura del tercio inferior del húmero izquierdo. Los agentes han sido absueltos del delito de torturas que solicitaba la acusación particular, pero deberán indemnizar al joven con más de 100.000 euros.

Los hechos ocurrieron la noche del 28 de abril de 2006. Aliou se encontraba en la comisaría de Les Corts, en Barcelona, cuando empezó a alterarse, a gritar y a golpear los barrotes de la celda. Un cabo de la policía autonómica, que ha sido absuelto, intentó tranquilizarlo. Al no conseguirlo, ordenó que se colocara de espaldas a los barrotes para esposarle. Fue entonces cuando los agentes José María Vega y Francesc Xavier Noguer le inmovilizaron. Uno de ellos le "retorció" el brazo y el otro se lo pisó con la planta del pie.

Los agentes le dejaron en su celda, pero Aliou volvió a gritar, esta vez por el dolor que le provocaban las lesiones, y fue llevado al médico. En el Hospital del Mar le diagnosticaron la fractura del húmero, que tardó en curar casi un año y que los agentes, recoge la sentencia, podrían haber evitado "moderando simplemente la fuerza empleada".