Rajoy afirma que él habría mantenido el modelo vigente de financiación

"A los presidentes autonómicos del PP les recomiendo que defiendan sus intereses y yo me ocuparé de defender los intereses generales", dice el líder popular.- Revilla, "satisfecho" tras su reunión con Zapatero

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que él hubiera mantenido el modelo de financiación autonómica vigente desde 2001 y que le parece un "grave error" un sistema como el propuesto por el Gobierno, que tendrá que recurrir al incremento de la deuda pública porque "empobrecerá" al país. El líder del PP ha pedido al Ejecutivo que en su negociación con las comunidades autónoms vele por los intereses generales de los españoles como, en su opinión, él hace en su partido. "A los presidentes autonómicos del PP les recomiendo que defiendan sus intereses y yo me ocuparé de defender los intereses generales de todos los españoles", ha asegurado Rajoy.

"El modelo de 2001 lo votaron todos y no tenía fecha de caducidad", ha añadido Rajoy al término de la reunión en la sede de la calle Génova con la dirección partido, y ha insistido en que "nunca desde 1979" se ha financiado el modelo con deuda pública.

Más información
ERC eleva el tono y rechaza ahora el documento de Solbes
Zapatero crea otro fondo más para las autonomías medias

Reanudación de los contactos

Mientras, la ronda de contactos para cerrar el nuevo modelo de financiación se ha reanudado este miércoles en La Moncloa. El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se reunió esta mañana con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el de La Rioja, Pedro Sanz, y esta tarde lo ha hecho con el de Canarias, Paulino Rivero. Al término del primer encuentro, Revilla aseguró que se marchaba "satisfecho" y con una sensación de "tranquilidad". "Zapatero me ha garantizado que se va a tener en cuenta el coste de los servicios en base a la dispersión y el envejecimiento. Cantabria va a recibir más dinero de lo que representa poblacionalmente", ha explicado el presidente cántabro, quien ha asegurado que el Gobierno dará a conocer las cifras la próxima semana o como máximo en dos semanas.

El objetivo del Gobierno con el nuevo modelo es que todos los territorios salgan beneficiados, para lo que se ha propuesto la creación de fondos de convergencia específicos. A los ya presentados la semana pasada por el Ministerio de Economía, de competitividad y cooperación, el presidente planteó el lunes un nuevo fondo demográfico a los presidentes de Castilla y León, Aragón y Murcia para impulsar a las autonomías que no puedan beneficiarse de los anteriores.

Revilla ha afirmado que el nuevo modelo debe mantener el principio de solidaridad. "Si fuéramos tan insolidarios de pedir cobrar según lo que se paga, estaríamos eliminando el principio de equilibrio de rentas", ha dicho.

Rivero ve "receptividad"

El presidente canario, Paulino Rivero, ha hablando de "receptividad" por parte del Gobierno para incluir en el nuevo modelo de financiación autonómica las singularidades de las islas. Rivero se ha expresado así en la conferencia de prensa posterior a la entrevista con Zapatero. En este sentido, el presidente canario ha fijado como condición indispensable para que su Gobierno acepte el nuevo sistema de financiación el reconocimiento del "hecho diferencial" que constituye el Régimen Económico Fiscal (REF) del archipiélago. El líder de Coalición Canaria ha pedido que el nuevo modelo incluya el "sobrecoste" que suponen "la insularidad y la fragmentación del territorio". La nota que ha puesto Rivero a la negociación es que "progresa adecuadamente". No obstante, el camino hacia el acuerdo "no será fácil" y "queda poner muchos puntos sobre las íes".

El Gobierno, mediante un comunicado de prensa, ha corroborado que el reconocimiento de las singularidades de Canarias figura en el documento de trabajo, así como que se tendrá en cuenta la corrección del factor de población, toda vez que el archipiélago ha experimentado desde 1999, año que se toma como base para esta negociación, un aumento del 20%.

El Ejecutivo incorporó en el último momento dos fondos dotados con recursos adicionales del Estado para facilitar la negociación. Las comunidades con menor PIB per cápita optarán a un fondo de cooperación y las autonomías cuya financiación por habitante quede por debajo del promedio final pese a tener mayor capacidad fiscal, recibirán dinero extra del fondo de competitividad. Además, en la reunión del pasado lunes el presidente propuso un nuevo fondo para autonomías intermedias con el fin de estimular el crecimiento de población en territorios como Asturias, Castilla y León y Aragón.

Revilla y Zapatero, durante la reunión en La Moncloa sobre financiación
Revilla y Zapatero, durante la reunión en La Moncloa sobre financiaciónEFE
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha reunido hoy en La Moncloa con el presidente del Gobierno a cuenta de la financiación autonómica. Revilla ha dicho, sobre la posición de Cataluña en la negociación, que "todo Gobierno debe intentar impulsar que los territorios de España se reequilibren en la base de distribuir los recursos de los más ricos a los menos ricos".Vídeo: AGENCIA ATLAS

Los fondos que completan el modelo

Junto los fondos de convergencia, el nuevo modelo de financiación autonómica incluirá otros dos ya previstos con anterioridad:

- Fondo de garantía del Estado de bienestar. Las necesidades de financiación de cada comunidad se calcularán mediante la suma de lo que recibieron en 2006 (ninguna pierde) y lo que le corresponda del dinero adicional, informa Alejandro Bolaños. Para cubrir esas necesidades, el nuevo sistema plantea cuatro fondos. El más importante será el de garantía de los servicios fundamentales. Su cuantía estará ligada al peso de las competencias de salud, educación y servicios sociales. Se nutrirá casi en exclusiva (una mínima parte puede ser dinero estatal) de los impuestos cedidos. Todas las comunidades aportarán a ese fondo una porción elevada e idéntica de su cesta de impuesto. Y esa bolsa se distribuirá con el novedoso objetivo de que todas tengan el mismo nivel de financiación por habitante. Aquí, la población se ajustará con otras variables: dispersión, superficie, insularidad, mayores de 65 años (servicios sociales), tramos de edad (sanidad) o menores de 18 años (educación).

- Fondo de suficiencia. El resto de competencias no incluidas en el fondo de garantía se cubren con el fondo de suficiencia. Aquí se contemplan dos posibilidades: habrá autonomías (las que tengan más capacidad de recaudación) a las que les bastará con la parte de su cesta de impuestos no utilizada en el fondo de garantía; además, podrán quedarse con el dinero que les sobre. Y habrá otras que no tendrán suficiente con sus impuestos; el dinero del Gobierno servirá para completar los recursos autonómicos hasta cubrir la necesidad de financiación restante.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS