Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro detenciones más por el crimen del menor de Galapagar

Sus padres convocan una concentración contra la violencia el próximo domingo en el pueblo madrileño

La Guardia Civil ha detenido esta mañana a cuatro jóvenes, dos de ellos menores de edad por participar presuntamente en la reyerta en la que murió la madrugada del martes Víctor Stanfor MacGregor Moncada, un joven de 16 años, en la localidad madrileña de Galapagar. El mismo día se arrestó al supuesto autor, Juan Sebastián M. S., un colombiano nacionalizado español de 19 años, herido por una cuchillada en un muslo supuestamente realizada por él mismo. Otros tres jóvenes fueron arrestados por desobediencia y participación en riña tumultuaria. Con esta víctima, 2008 se cerró con 71 homicidios en Madrid.

Así, ya son ocho los detenidos por este crimen, el número 71 de los homicidios cometidos en Madrid en 2008. Los dos arrestados más jóvenes de hoy tienen de 17 años y son de nacionalidad ecuatoriana y colombiana y la Fiscalía de Menores ha determinado enviarles a su casa bajo custodia paterna. Los mayores de edad, también de nacionaidad ecuatoriana como el fallecido y que tienen ambos 19 años, han declarado en el puesto de la Guardia Civil de Villalba y pasarán hoy a disposición judicial, junto a los otros cuatro arrestados el día de los hechos.

La operación sigue abierta y la Guardia Civil busca a una docena de personas de la veintena de chavales que participaron también en la trágica pelea. El equipo de Homicidios tiene muy claro que Juan Sebastián M. S. es el único autor material del homicidio y ya ha completado su trabajo, por lo que el caso ha sido derivado al grupo de la Policía Judicial de Villalba. Las otras tres personas detenidas en el lugar el mismo miércoles, dos búlgaros y un ecuatoriano, son mayores de edad, vecinos de Galapagar y carecen de antecedentes penales. Junto al resto de los participantes en la pelea serán acusados de un delito de riña tumultuosa, penado con entre seis meses y un año de prisión.

La familia, "muy mal"

El juez que lleva el caso ha decretado secreto del sumario, aunque las primeras pesquisas descartan que se trate de un ajuste de cuentas entre bandas latinas o motivos raciales. Más bien, se trataría del trágico resultado de una violenta discusión tras la ingesta de alcohol en una fiesta.

Esta mañana, la familia del menor ha mantenido una reunión con el alcalde de Galapagar, Daniel Pérez (PP), que les ha facilitado ayuda para realizar los trámites que han llevado a cabo en el juzgado de Collado Villalba, donde se instruye el caso, para conocer cuándo podrán trasladar el cadáver a Ecuador. Aunque el consistorio tenía previsto abrir una cuenta bancaria para contribuir a la repatriación de los restos mortales del fallecido, el juez ha confirmado que no podrá realizarse de momento, ya que se trata de una muerte violenta. La hermana de Víctor, una niña de 13 años que fue testigo del suceso, ha sido atendida por un psicólogo municipal que ha ofrecido asistencia al resto de la familia mientras que el regidor ha prestado el coche oficial para los traslados de los familiares al Instituto Anatómico Forense.

Los padres del joven celebrarán el próximo domingo en la localidad, de 30.000 habitantes, una concentración para que no vuelvan a ocurrir hechos como los que acabaron con la vida de su hijo. Así lo ha anunciado la madre del menor, Azucena Moncada, que se encuentra "muy mal". La concentración tendrá lugar a partir de la una de la tarde y se realizará en la céntrica Plaza del Caño. "Hace varios años le pasó a una madre ecuatoriana lo mismo que a mí y no queremos que vuelva a ocurrir", ha subrayado Moncada, quien ha indicado que se espera que acudan a la convocatoria representantes del consulado ecuatoriano y del Ayuntamiento de Galapagar. Familiares y amigos se han concentrado ya hoy con velas en la calle de Jarama de Galapagar, donde murió el joven.