Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro años de preocupación creciente

Los discursos del Rey reflejan el clima político del momento

Los mensajes navideños del Rey son un reflejo del clima político que se vive en cada momento. En los últimos cuatro quedó patente el radical enfrentamiento que protagonizaron PP y PSOE durante el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Año tras año crecía la preocupación del rey Juan Carlos por el enconamiento en las relaciones entre ambos partidos y hacía más apremiante su llamada a la unidad y al consenso para que la bronca no afectase de forma directa a los grandes temas de Estado.

2004. Saludable alternancia política

"La alternancia política es siempre escenario de nuevos proyectos y debates". El Rey saludaba el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque ya advertía que las relaciones entre el Ejecutivo y la oposición entraban en una fase de deterioro: "Las diferencias políticas deben resolverse con prudencia, buscando la concordia y el interés colectivo". Esta suave recomendación del primer año se fue endureciendo en los siguientes discursos.

2005. Vencer la crispación

"Frente a las tensiones y las divisiones debe prevalecer, por parte de todos, la firme determinación de intentar superarlas desde la moderación y el sosiego, mediante la búsqueda del más amplio consenso en el marco de las reglas, principios, y valores de nuestra Constitución". El Rey intentaba mediar en las turbulentas relaciones entre el PSOE y el PP, que habían hecho de la crispación el eje del comportamiento de los partidos.

2006. Unirse frente a ETA

"Las instituciones y fuerzas democráticas tenemos el deber y la responsabilidad de lograr la unidad y la cohesión para desplegar todos los esfuerzos que nos permitan alcanzar juntos el objetivo irrenunciable de poner fin al terrorismo, dentro del pleno respeto a nuestra Constitución". Cuando el rey Juan Carlos pronunció estas palabras en la Nochebuena de 2006 aún estaba vigente la tregua de ETA —la rompió una semana después con la bomba en Barajas— y abierto, aunque estancado, el proceso de diálogo.

2007. Recuperar el consenso en temas de Estado

"Necesitamos cuanto antes una cultura de unidad que haga efectivo el compromiso de todos los demócratas para acabar definitivamente con el terrorismo". Por cuarto año consecutivo el Rey incluía un mensaje, esta vez apremiante y directo, a los partidos para recuperar la unidad en asuntos de Estado y, en especial, contra el terrorismo: "Me parece de especial importancia reclamar de nuevo a nuestros partidos políticos mayores esfuerzos para alcanzar el necesario consenso en los grandes temas de Estado".