Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La financiación autonómica

Aguirre avala el nuevo modelo de financiación autonómica propuesto por Zapatero

El jefe del Ejecutivo ha recibido en la Moncloa a la presidenta de la Comunidad de Madrid, que se ha mostrado satisfecha porque su comunidad "tenga un reconocimiento en la caja común"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, siempre crítica con su recurrente discurso de que el Gobierno maltrata a los madrileños, se ha convertido este lunes en la primera avalista del nuevo modelo de financiación autonómica propuesto por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Aguirre, tras cerca de dos horas de reunión con Zapatero en la Moncloa, se ha mostrado satisfecha porque se va a tener muy en cuenta la evolución de la población, algo que beneficia especialmente a Madrid. "Es importante que Madrid tenga un reconocimiento en la caja común", ha dicho Aguirre, quien ha confiado en que el nuevo "modelo sea multilateral", es decir, pactado por todos los gobiernos regionales. Este encaje de bolillos asume, en buena parte, la propuesta del presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla.

Además, Aguirre ha asegurado que el futuro modelo mantendrá la solidaridad, "como el actual". Por la mañana, la presidenta madrileña había asegurado que iba a reclamar a Zapatero que el sudoku autonómico se estableciera en función de la población y se reconociera a la comunidad madrileña los 1,2 millones de habitantes que se han incorporado a esta región desde 1999, año que se toma como base para la financiación. "Hoy somos 6,2 millones y los servicios sanitarios, educativos, sociales y de transporte exigen que se tenga en cuenta a la población", dijo.

Aguirre ha precisado que, en el nuevo modelo, la sanidad, la educación y los servicios sociales tendrán un mínimo común para toda España, pero el catálogo no incluirá la justicia o la seguridad. Además, ha señalado que en el nuevo modelo de financiación -que el Gobierno detallará en un documento antes de finales de año o a principios de 2009-, Madrid tendrá un reconocimiento por ser la primera en aportar recursos a la caja común de los españoles y no va a ser penalizada por este motivo.

La presidenta regional ha explicado que, cuando recibió la llamada de la Moncloa, el domingo por la tarde, le dijeron que iban a ir "varios" presidentes. No obstante, ha manifestado que cuando se enteró de que Zapatero ya se había entrevistado con el catalán José Montilla le pareció "discriminatorio cortarle un traje a la medida a Cataluña y no hacerlo a los demás".

El PP salió el domingo en tromba a denunciar las negociaciones que lleva a cabo estos días el Gobierno. Muchas autonomías, entre ellas Madrid, se han rebelado por los encuentros del presidente del Gobierno con Montilla y el presidente de Andalucía, Manuel Chaves. Zapatero trasladó el sábado a ambos presidentes socialistas una propuesta que condiciona el reparto de buena parte del dinero a que todas las comunidades logren un mismo nivel de recursos por habitante. Para ello, aplicará parte de la filosofía defendida por Cataluña, que aboga por limitar la redistribución del dinero a favor de las comunidades menos dinámicas que se aplica en el sistema actual. El Ejecutivo pondrá más dinero, de forma que todas las comunidades reciban más que ahora, pero serán las más pobladas y dinámicas las que captarán una mayor porción de esos ingresos adicionales.

Asturias

Zapatero recibirá este martes al presidente del Ejecutivo de Asturias, el socialista Vicente Álvarez Areces. La cita será a las 18.00 en el palacio de la Moncloa. El presidente del Gobierno también tiene previsto reunirse con los presidentes de Galicia y Extremadura, Emilio Pérez Touriño y Guillermo Fernández Vara, respectivamente. Areces será el sexto presidente autonómico con el que se reunirá Zapatero. El gallego Pérez Touriño ha dicho que pedirá al presidente del Gobierno que Galicia cuente "con mayor autonomía financiera, más corresponsabilidad fiscal y un elevado grado de suficiencia financiera".

El Ejecutivo ha insistido en su intención de lograr un acuerdo con las 17 comunidades autónomas sobre el nuevo modelo de financiación autonómica antes de que termine el año o a principios de 2009.

Puigcercós habla de racismo

El líder de Esquerra Republicana (ERC), Joan Puigcercós, ha considerado que "hay un punto de racismo" cuando algunos políticos que sostienen que a los catalanes les mueve "la ambición y la avaricia", a diferencia de otras comunidades. El presidente de ERC ha lamentado que "cuando Cataluña levanta el dedo y defiende lo que le toca, y justo ahora que Zapatero se ha puesto" a negociar el sistema, "Andalucía y la señora De Cospedal [secretaria general del PP] levantan su dedo y dicen que esto no puede ser". "¿Hay un punto de racismo, no? -se preguntó- porque cuando Chaves defiende sus intereses, esto es bueno para el Estado español, pero cuando es Cataluña la que defiende los suyos, es la ambición y la avaricia de los catalanes", ha subrayado a la emisora RAC-1.

Más información