Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

15.000 personas piden en Valladolid un nuevo modelo de Renault para la ciudad

La manifestación ha recorrido el centro urbano para pedir a la empresa francesa más carga de trabajo para sus plantas

Un nuevo modelo de Renault para Valladolid. Esa era la petición de las personas que, sin dejarse desanimar por la lluvia, se han concentrado en la céntrica plaza de Colón para recorrer el centro de la ciudad en dirección a la Plaza de la Universidad. La marcha ha salido a las 18.10 y ha congregado entre 15.000 y 16.000 personas, según la subdelegación del gobierno, una cifra que los organizadores elevaban a las 25.000 personas. Esta protesta ha contado con el respaldo de trabajadores de Sevilla y Barcelona y con el apoyo de más de una veintena de instituciones de Castilla y León.

El objetivo de la marcha era urgir a Renault para mantener el empleo y que adjudique un nuevo modelo de automóvil en la Comunidad, donde las tres plantas de la firma emplean a 8.968 trabajadores. La que más preocupa a los manifestantes es la de Carrocería y Montaje, que produce los modelos Modus, en exclusiva para todo el mundo, y Clio, y que da empleo a 2.828 personas.

En la cabecera, se podía leer la pancarta "Más carga de trabajo en Renault y auxiliares. Por la defensa del empleo en Castilla y León". Al llegar a la plaza de la Universidad, la atleta vallisoletana Mayte Martínez ha sido la encargada de leer el manifiesto final, que recordaba que "el despido de más de 2.000 trabajadores eventuales, el expediente de regulación rotatorio para otros 1.300, y el traslado de trabajadores a la factoría de motores y Palencia". "Por el empleo en la empresa auxiliar", "La globalización salvaje, por una política europea con participación sindical", han sido otros de los lemas de las pancartas de la marcha.

Con la canción Para la libertad de Joan Manuel Serrat abriendo la marcha, los manifestantes han coreado gritos de "si esto no se arregla: guerra, guerra, guerra" o "si esto no se apaña: caña, caña, caña", en medio del ruido ensordecedor de los petardos.

UGT y Comisiones Obreras han considerado que la adjudicación a factorías francesas de nuevos modelos de Renault puede dejar a la fábrica de Carrocería y Montaje de Valladolid, que emplea a más de 2.828 personas, sin la necesaria carga de trabajo para evitar su cierre en un futuro.