Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece la millonaria 'Sunny' Von Bulow tras permanecer 28 años en coma

Su segundo marido, Claus Von Bulow, fue absuelto del intento de asesinato en 1985

La millonaria estadounidense Martha Sunny von Bulow, ha fallecido este sábado en Manhattan, Nueva York, a los 76 años de edad tras permanecer en coma los últimos 28 años. El estado comatoso en el que se hallaba se debía a una hipoglucemia producida en diciembre de 1980 mientras celebraba con su familia el inicio de las vacaciones navideñas en su mansión de la exclusiva localidad de Newport. Su segundo marido, el abogado Claus Von Bulow (un elegante vividor de origen danés), fue acusado de intentar asesinarla en al menos dos ocasiones, convirtiéndose el caso en una atracción mediática de la época.

Como prueba contra él se contó con una jeringuilla con restos de insulina hallada en su armario por una de las empleadas de la mansión Von Bulow. En este primer juicio Von Bulow fue condenado a 30 años. Pero la batalla en los tribunales no terminó allí: tras presentar un recurso de manos de su nuevo abogado, Alan Dershowitz, el juicio tuvo que repetirse.

Los hijos de Martha Sunny estaban convencidos de que su padrastro -ellos eran el fruto del primer matrimonio con un aristócrata austriaco- había intentado matar a su madre para hacerse con su fortuna, que por aquel entonces ascendía a unos 75 millones, procedentes del complejo industrial eléctrico que ella, como hija única, había heredado unos años antes.

Por el juicio desfilaron toda clase de testimonios, incluida una ex amante del acusado que aseguró que Von Bulow tardó en llamar a los médicos para precipitar la muerte de su esposa. Sin embargo, el nuevo abogado de Claus Von Bulow logró demostrar ante el tribunal que Sunny abusaba de las drogas, con lo que consiguió que su defendido fuera absuelto de todos los cargos y quedara en libertad.

La historia de éste caso fue recreada en la película El misterio Von Bulow, de Barbet Schroeder, con Glenn Close y Jeremy Irons, que ganó en 1990 el Óscar por su interpretación del seductor segundo marido de Sunny.