Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 7.500 personas marchan en Madrid contra la privatización de los servicios públicos

'Espe, calcetín, huye de Madrid', dice una de las pancartas de los manifestantes

La convocatoria era por una Enseñanza pública y de calidad pero al acto se han sumado desde los que luchan por una Sanidad pública a los que están en contra de la privatización del Canal de Isabel II, los jóvenes universitarios que critican el plan Bolonia y los padres que luchan por la superviviencia del Instituto Mirasierra. Más de 7.500 manifestantes según estimaciones de este periódico -la policía afirma que han sido entre 5.000 y 6.000, cifra que los organizadores elevan a 20.000- han recorrido esta tarde la calle Mayor de la capital. Entre las consignas que coreaban y los lemas de las pantartas, destacaba uno por su novedad: Espe, calcetín, huye de Madrid. Se referían a la polémica generada tras la salida de Esperanza Aguirre de Bombay dejando atrás a su delegación en medio de un atentado.

Bajo el lema Por la Defensa de la Enseñanza pública, la marcha ha sido convocada por CC OO, UGT, CSI-CSIF, STEM y CSIT-UP. A las seis de la tarde y a pesar del frío y de la lluvia, ha salido desde la Plaza de la Villa hasta la Puerta del Sol por la calle Mayor. Hasta ahora, las concentraciones eran más pequeñas y tenían lugar en la calle Alcalá, frente a las puertas de la Consejería de Educación. La Enseñanza pública es de todos, no se vende ni se devalúa rezaba otro cartel, El metro vuela, los institutos también, reclamaba otro respecto al derribo del Mirasierra.

Delante de la "casa de Esperanza Aguirre", en referencia a la Real Casa de Correos, los manifestantes han cantado villancicos personalizados, sustituyendo en la letra a los Reyes Magos por la presidenta y a los regalos por cartas de despido.

"Un bote, dos botes, Esperanza el que no bote" y "Esperanza solo sabe acabar con la enseñanza" fueron dos de los lemas que junto con los tambores han acompañado a los ciudadanos hasta la misma Puerta del Sol, aunque muchos han tenido que quedarse en la calle Mayor por falta de espacio.

Una muestra del ambiente festivo que reinaba en la marcha era la Escuela de Charanga de Vallecas, que se ha sumado a los manifestantes con una orquesta de trompetas y otros instrumentos de viento. A las ocho y cuarto, se han disuelto al grito de "Sanidad, Educación, no a la privatización". Los colectivos convocan ahora a los ciudadanos al próximo día 10, esta vez por la universidad pública.