Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El príncipe heredero de Arabia Saudi se traslada a EE UU para tratarse de un cáncer

Sultan Abdul Aziz, de cerca de 80 años, es también viceprimer ministro

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Sultan Abdul Aziz, que está apunto de cumplir los 80 años, ha abandonado hoy el país con destino a EE UU donde se va a someter a un tratamiento contra un cáncer que padece, según una fuente próxima al principe.

La agencia oficial Saudi Press asegura que en el viaje a EE UU el heredero se someterá a "unas revisiones médicas", sin dar más detalles. La citada fuente asegura que el príncipe padece un cáncer, aunque no ha especificado de qué tipo es ni que tratamiento va a recibir en EE UU.

En el año 2005, un quiste intestinal fue extirpado al príncipe heredero, y diplomáticos destinados en el país árabe aseguran que su salud es más débil que la de su hermanastro el Rey Abdullah, que ronda los 85 años. En el mes de abril pasado, el príncipe visitó Ginebra, en lo que la prensa oficial calificó de un viaje para "controles médicos regulares", lo que avivó las especulaciones sobre su estado de salud. La respuesta mediática fue inmediata: la televisión saudí comenzó a recoger su actividad como viceprimer ministro (puesto que tradicionalmente ocupan los príncipes herederos de los Saud), así como se informó de sus vacaciones en Marruecos .

La agencia de noticias oficial informa que 33 príncipes y todo el Gobierno han ido a despedir en el aeropuerto de Yeda. En el viaje estará acompañado por su hermanastro, el príncipe Salman, Gobernador de Riyad y visto por muchos como un serio candidato a sucederle como príncipe heredero.

Las cuestiones sucesorias son claves en el reino saudí, tanto que el Rey Abdullah ha creado un "consejo de filiación", formado por los hijos y nietos del fundador del reino, para aplacar las luchas internas por puestos claves en la sucesión. De hecho, el Rey Abdullah, tras la muerte de su hermanastro Fahd, vio como el príncipe Sultan se situaba como príncipe heredero, pese a que se dice que la relación entre los dos es cuanto menos tensa.

La Arabia Saudí, un estado islámico sin parlamento electo y con constantes denuncias de violación de derechos humanos, es el mayor exportador de petróleo del mundo. Islamistas vinculados a Al Qaeda iniciaron una campaña violencia de 2003 a 2006. El pasado mes de octubre, Arabia Saudi anunció el proceso contra 991 presuntos terroristas vinculados a Al Qaeda .