Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre: "En las sedes del PSOE hay imágenes de los líderes de la República"

La presidenta de los populares madrileños subraya el "pasado violento" del PSOE y dice que en las sedes de su partido no cuelgan "fotos de Franco"

La presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP regional, Esperanza Aguirre, ha dado esta mañana una muestra más de lo que ella llama dar "batalla ideológica contra la izquierda" en clave nacional. Y lo ha hecho cargado contra el "pasado violento" del PSOE en el Foro Madrid, organizado en el distrito de Tetuán y con un público compuesto por cargos electos y militantes de su partido. Al efecto ha recordado que el diputado José Calvo Sotelo, asesinado con dos tiros en la nuca el 13 de julio de 1936 por parte de un militante de las Juventudes Socialistas y guardaespaldas de Indalecio Prieto. Aguirre, que llegó a decir que "Franco era socialista" en 59 segundos, ha subrayado que el PP nació en la democracia -lo que no ha dicho es que fue fundado precisamente por un ministro de Franco- y ha hecho hincapié en que en ninguna de las sedes del PP, "a pesar de ser acusados de franquistas, no hay una foto franquista, ni de la CEDA, ni de Gil-Robles" mientras que sí hay "imágenes de los líderes de la República" en las agrupaciones del PSOE. Democráticamente elegidos, cabría añadir.

Aguirre ha hecho suyas las palabras del hispanista Stanley Payne en las que afirma que "no existe en el mundo occidental un modelo de partido democrático que haya hecho autocrítica a su pasado violento". "Porque el PSOE sí tiene un pasado violento y eso hay que decirlo con claridad", ha agregado a renglón seguido. "Esto me sugiere el asesinato de Calvo Sotelo, que no fue un hecho, como algunos quieren aparentar, como los demás. El que el líder de la oposición fuera asesinado, reconocido por ellos, por el escolta de uno de los más prominentes líderes del PSOE, es gravísimo. Lo han confesado en el libro Todos fuimos culpables", ha señalado, en alusión a la obra del socialista Juan Simeón Vidarte.

Aguirre ha hablado además sobre la decisión del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de inhibirse en los juicios de la Guerra Civil tras confirmar el fallecimiento del Francisco Franco y sus responsables. La presidenta ha recomendado a Garzón, en tono irónico que vaya "a los Inválidos a comprobar que Napoleón ha muerto", y ha considerado "esperpéntico" su proceder al no tener en cuenta "la vigencia de las leyes", en referencia a la Ley de Amnistía promovida en la Transición. En este debate de las apertura de las fosas comunes y la causa general contra el franquismo, ha criticado que su propio PP haya "caído en la trampa de sus adversarios políticos". A su juicio, al decir, respecto a estos temas, que "había que mirar hacia adelante, le ha hecho aparecer como franquista".

"Que vaya a comprobar si napoleón ha muerto"

Sin embargo, ha destacado que el PP "nace en la democracia, después de la República y la Guerra Civil" y que ninguno de los líderes de aquella época permanece en sus filas, a diferencia de los socialistas, que "continúan en activo". Aguirre se ha olvidado de Manuel Fraga Iribarne, fundador de Alianza Popular, ex presidente gallego y actual senador. Fraga fue además ministro de Información y Turismo entre 1962 y 1969, así como vicepresidente del Gobierno y ministro de la Gobernación inmediatamente después de la muerte de Franco. El PP procede de Alianza Popular (que nació en marzo de 1977) y este partido, a su vez, de Reforma Democrática, una asociación política fundada en 1976 por moderados y tecnócrata del franquismo y que apenas tuvo un año de vida. Tras la muerte de Franco el 20 de noviembre de 1975, las primeras elecciones democráticas se celebraron el 15 de junio de 1977.

"Nosotros no debemos de rehuir el debate. No es verdad que lo que hubo en la Transición fuera desmemoria o amnesia impuesta por la tiranía del Ejército, Iglesia o de los poderes de ese momento. No es verdad", ha subrayado la presidenta madrileña. Asimismo, ha explicado que los protagonistas de la Transición recordaban lo que fue la República y la Guerra Civil y ha insistido en que, por ello, "hicieron la Ley de Amnistía y la modélica Transición" que llevó que la Constitución fuera votada por más del 90% de las fuerzas políticas españolas. Respecto a la economía, Aguirre ha defendido el libre mercado porque es "el modelo económico que más ha hecho prosperar a la humanidad". Ha arremetido contra los defensores de un mayor intervencionismo del Estado y ha dicho que ante esas posiciones el PP también tiene que "dar la batalla ideológica y política".

Por ello, ha llamado a los militantes populares a "defender los principios" en los que creen, entre ellos "la economía de mercado por muchas razones, unas de orden práctico, ya que es la que más crea riqueza, y otras de orden moral, debido a que la inteligencia y el esfuerzo humano florecen mejor". Y de nuevo contra el PSOE, que a su juicio defiende "más Estado y menos mercado", sin entender que "más intervencionismo para superar la actual crisis económica sólo agrava los problemas y demorar sus soluciones". Por el contrario, ella propuga "más mercado y mejor Estado". A su juicio, el neointervencionismo es el "peligro que acecha a nuestra sociedad" y ha culpado al Gobierno de Zapatero del deterioro de la educación y el aumento del paro.