Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU cierra su asamblea de refundación descabezada

La nueva dirección nombra una comisión transitoria que prepare el camino hacia la elección de un nuevo coordinador general en el próximo cónclave dentro de cuatro semanas

Izquierda Unida, la tercera formación política en España (963.040 votos en las elecciones de 2008), ha cerrado en falso su IX Asamblea Federal con la elección de una nueva dirección política, en la que el PCE mantiene su mayoría con 39 miembros, pero sin un nuevo coordinador general que lidere el proceso de "refundación" tras la dimisión de Gaspar Llamazares por el desastre electoral. Es la primera vez en sus 22 años de vida que la coalición sale de una asamblea federal sin coordinador general. Será en cuatro semanas aproximadamente y una vez se reúna de nuevo el recién elegido Comité Político Federal (CPF) al completo (sólo se han elegido a 90 de sus 180 integrantes, la otra mitad vendrán de las federaciones) cuando se elija al líder que comande IU en el momento más crítico de su historia.

La hoja de ruta pactada en la primera reunión del nuevo CPF, órgano de dirección, fija que una comisión coordinada por el número uno de la lista más votada, el dirigente del PCE Cayo Lara, gestione el rumbo de la coalición hasta el siguiente cónclave, en unas cuatro semanas, en el que se prevé que sea elegido el nuevo coordinador general de IU. En esta comisión ad hoc, órgano ejecutivo hasta la reunión de la nueva dirección, las diferentes corrientes contarán con voto ponderado según la representación obtenida en las urnas. El PCE tendrá cinco miembros, los llamazaristas cuatro, la tercera vía o N-II tres, la lista de no alineados dos, y el CUT uno.

El objetivo de esta comisión de transición es que el próximo CPF ratifique un coordinador general por una mayoría superior al 51-49%. A pesar de que las conversaciones de la pasada madrugada habían posibilitado la elección de un candidato común entre llamazaristas y tercera vía, el dirigente de IU en Baleares, Eberhard Grosske, durante el día esta opción se ha esfumado.

Ni vencedores ni vencidos

"No hay ni vencedores ni vencidos", ha afirmado Lara ante los gritos de los delegados aún presentes en el Auditorio Pilar Bardem (Rivas Vaciamadrid, Madrid) tras las dos horas de reunión del CPF. El líder de IU en Castilla La Mancha ha insistido en que él sigue siendo el "tipo corriente" que era antes de la votación, auque ha recalcado que se mantendrá como candidato a liderar la coalición y que espera que el resto de corrientes le voten por una amplía mayoría en la siguiente reunión de la dirección.

Los delegados que se han acercado a las urnas para votar entre las cinco listas han posibilitado que el PCE encabezado por Lara cuente con 39 miembros (329 votos) en el nuevo CPF; el sector llamazarista de Inés Sabanés con 25 (207 votos); la tercera vía o N-II de Joan Joseph Nuet con 17 (147 votos); el CUT de Juan Manuel Sánchez Gordillo con cuatro (36 votos), y la lista de de Haizea Miguela con cinco (45 votos). Junto a la CPF, los acreditados (790, aunque no han votado todos) han tenido que elegir también a los miembros de la Comisión de Garantías y el Tribunal de Cuentas.

Lo que sí ha logrado sacar adelante la asamblea de IU es el documento con el marca el camino hacia la "refundación" de la coalición. En él se fija una propuesta de "izquierda anticapitalista, alternativa y transformadora" que culminará en una Asamblea Constituyente en el plazo de 18 meses. La IX Asamblea Federal de IU ha echado el cierre con una mirada a su pasado y presente. Cayo Lara ha abierto una cajita de música heredada de la mítica dirigente La Pasionaria que ha despedido a los delegados del auditorio puño en alto con el himno de la Internacional.

Historiador y artista

Eberhard Grosske I Fiol (Palma de Mallorca, 1955) es responsable del área de Participación Ciudadana y Bienestar Social del Ayuntamiento de Palma y portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida-Els Verds en el consistorio. Tras estudiar historia, Grosske comenzó su actividad política afiliándose al Partido Socialista de Mallorca en la década de los setenta. Poco después pasó al Partido Comunista de Baleares. Entre 1999 y el 2002 fue consejero de Trabajo y Formación del Gobierno de Francisco Antich. Cuando no se dedica a la política municipal, Grosske dedica su tiempo a la pintura, una de sus grandes pasiones.

Qué significa la "refundación" de IU

Si algo ha quedado claro, si algo ha superado la lucha interna en Rivas Vaciamadrid (Madrid) es el documento de "refundación de Izquierda Unida" aprobado en la IX Asamblea Federal. El texto señala que la coalición "ha de cambiar" porque ha llegado "al fin de una etapa política". El objetivo: "volver a hacer creíble y necesaria una propuesta de izquierda anticapitalista, alternativa y transformadora". La refundación, según fija este documento, pasa por un proceso que empieza con la asamblea, finalice o no con nuevo coordinador, y culmina con la celebración de una Asamblea Constituyente en el plazo de 18 meses.

La asamblea reunida en el Auditorio Pilar Bardem ha concluido en su texto de refundación que IU debe convertirse en "una organización con propuestas útiles y viables para la transformación social y para la mejora de las condiciones objetivas de la vida de las clases populares". El proceso que se inicia ahora en la coalición, dice el escrito, tiene como finalidad política "profundizar" en el significado "de lo rojo y lo verde" que llevan reclamando desde su nacimiento en 1986. IU pretende así poner en marcha un proyecto organizado como "Movimiento Político y Social, con carácter federal", que ocupe "la totalidad" de su espacio político, "aglutine" a la izquierda anticapitalista y alternativa", esté unido en la "acción y programa", y -lo que reclama gran parte del electorado- se reencuentre con su "base social".

En ese apartado dedicado al rumbo político, IU se fija como objetivo "llevar de nuevo la política a los centros de trabajo", para mejorar las condiciones de los empleados y combatir la precariedad sin olvidar el reencuentro con la naturaleza como "valor social imprescindible para transformar la sociedad".

El documento de refundación convoca a colectivos, personas, ex militantes, etc. para unirse en el proyecto defendido por la coalición. IU se define también en el texto como una "fuerza de la izquierda europea", una "organización republicana", "feminista", "joven y renovada".

Más información