Más de 60 desalojados en Tenerife por el derribo de sus casas

Las viviendas, construidas en el poblado de Cho Vito, incumplen la Ley de Costas

Más de 60 personas han sido este martes desalojadas en Cho Vito, en el municipio tinerfeño de Candelaria, para poder llevar a cabo el derribo de 23 de las 31 viviendas del poblado que incumplen la Ley de Costas. Las demoliciones comenzaron por la mañana aunque se han prolongado a lo largo de la tarde, sin que haya trascendido todavía si mañana habrá nuevos derribos.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Santa Cruz de Tenerife levantó este martes la suspensión cautelar que pesaba sobre un primer auto del 23 de abril de 2008, en el que autorizaba la demolición de las propiedades, construidas en los años 50, por invadir el dominio público marítimo terrestre. El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino había autorizado también el derribo al considerar que no existían indicios de valores etnográficos en Cho Vito, tal y como habían reclamado los vecinos, que ayer entregaron 50 peticiones ante el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Candelaria para que se declarase el poblado como un sitio de interés público. Según Tomás González, portavoz de los vecinos de Cho Vito, la petición no ha sido atendida.

Más información

González ha señalado que los afectados no entienden cómo "jurídicamente" el viernes se acordó una suspensión cautelar de la orden de derribo que inesperadamente se levantó ayer "quizás para evitar altercados durante el fin de semana". González ha confiado en que la jueza que adoptó la orden "haya obrado en conciencia" y lamentó el hecho de que "la alegría del viernes nos la quitan el lunes porque nos tenían condenados".

Según el portavoz de los afectados, durante la mañana las Fuerzas de Seguridad han acordonado el perímetro del poblado y han desplegado un dispositivo que incluye un helicóptero y una zodiac de la Guardia Civil. El primer conductor de la pala que debía derribar las casas "se fue, quizás por solidaridad" con los vecinos, ha detallado Tomás González, quien ha confirmado que los trabajos de demolición han comenzado cuando ha llegado un segundo hombre.

"El espíritu de Cho Vito"

"A uno lo deja impotente esta situación", ha manifestado el portavoz de los afectados, quienes están "hechos polvo y con mucha tristeza, porque sus recuerdos se van en una maleta". No obstante, ha reiterado que los afectados de Cho Vito "vamos a estar codo con codo en cualquier lugar de las islas donde se sientan amenazados porque nos hemos ganado el respeto de Canarias". "Creo sinceramente que somos un referente en esta lucha y vamos a pasear el espíritu de Cho Vito por todas las islas", ha añadido.

"Imagine que se resuelve a nuestro favor el recurso de apelación" presentado contra la decisión de la Dirección General de Costas, ha proseguido el portavoz de los vecinos, que ha señalado que estos hechos "ya no son reparables" ante una política "de hechos consumados".

A la única que no han desalojado todavía es a la imagen de la Virgen del Carmen instalada en el lugar. A ver quién es el que se atreve a romper la capilla", ha declarado Tomás González.

Un vecino del poblado marinero de Cho Vito llora tras ser desalojado de su vivienda y esta derribada en aplicación de la Ley de Costas.
Un vecino del poblado marinero de Cho Vito llora tras ser desalojado de su vivienda y esta derribada en aplicación de la Ley de Costas.EFE
El desalojo del barrio de Chovito, en Tenerife, ha sido dramático. Algunos vecinos se negaban a abandonar sus casas y a muchos los han sacado en brazos uno a uno. Este barrio lo construyeron los pescadores hace más de 60 años, pero no sabían que medio siglo después infringiría la ley de costas porque están a menos de 50 metros de la orilla. Una sentencia ha obligado su demolición que afectará a medio centenar de personas que a partir de hoy no tienen dónde vivir.AGENCIA ATLAS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50