Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal mantiene su petición de 36 años cárcel para seis latin kings por el asesinato de un ñeta

El juicio por el crimen de la plaza Elíptica quedará esta semana visto para sentencia

La Fiscalía de Madrid ha mantenido hoy, en el juicio del crimen de la plaza Elíptica (Usera) en 2005, su petición de 36 años de prisión para cada uno de los cinco de los acusados considerados reyes o dirigentes de los Latin Kings y de 35 para otro procesado como miembro activo, por el asesinato de un joven del grupo rival de los Ñetas. Asimismo, el fiscal ha solicitado durante el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Madrid la disolución de la banda de los Latin Kings, aunque el presidente del tribunal, Juan José López Ortega, ha recordado que dicha disolución en Madrid ya quedó decretada por una sentencia de la misma Audiencia en junio de 2007, por la que, entre otros, se condenó al líder del grupo.

Para el representante de la Fiscalía, Porfirio Quintanilla, durante el juicio ha quedado acreditada la autoría de los acusados "en distintos grados" de los delitos de los que se les acusa (asesiato, asesinato en grado de tentativa y asociación ilícita). Así, Quintanilla ha señalado que los acusados Luis Alcides C.A., alias King Fénix; y Carlos Eduardo Y.M., King Carloco -para quien pide 35 años de cárcel-, son "autores materiales" del asesinato a puñaladas en una parada de autobús de la plaza Elíptica del joven ecuatoriano Wilson Fernando R.O. el 15 de septiembre de 2005.

Desangrado por dos armas blancas

Las declaraciones de varios testigos, según el fiscal, apuntan a que Fénix y Carloco fueron elegidos por cargos superiores de la organización para matar a cuatro miembros del grupo rival de los Ñetas en venganza por la agresión sufrida por un latin el día anterior, de manera que pudieran ser "coronados" y promocionados dentro de la banda. Quintanilla ha indicado que los demás procesados son "coautores" y "cooperadores necesarios" del crimen, y ha estimado probado que el encausado Juan Carlos M.B., "King Cata", congregó al resto del grupo para que asistieran con cuchillos a una reunión en la que se planeó el ataque.

El acusado Robert Antonio V.D., King Flaco, ha destacado el fiscal, ha sido reconocido por una testigo protegida y miembro de la banda como el que "en calidad de cacique" encargó a Fénix y Carloco la comisión del asesinato. Tanto el encausado José Leonel L.V., King JL, como Romel Vinicio P.R., King Jordan, ostentaban altos cargos dentro de la jerarquía de la banda, siendo el primero de ellos uno de los fundadores de los Latin King en España. "Solicito el grado máximo de las penas que permite la ley", ha dicho Quintanilla, "por la gravedad de un asesinato con alevosía y una tentativa de asesinato de una banda organizada que hace un uso indiscriminado de la violencia", y ha subrayado que los procesados "han de ser condenados con especial severidad".

Tanto la acusación particular como las seis defensas han elevado a definitivas sus peticiones, coincidiendo los letrados de la defensa en solicitar la libre absolución para sus clientes. Durante la sesión de hoy, la décima de la vista, también han declarado los forenses que practicaron la autopsia del cuerpo de Wilson, quien, según han indicado, murió desangrado porque "al menos dos armas blancas" alcanzaron varios vasos sanguíneos y provocaron seis heridas "vitales" en el tórax y en el costado. "Ni siquiera la intervención más urgente hubiera podido evitar la muerte de Wilson", ha asegurado el médico forense. El juicio concluirá el próximo jueves con la última declaración de los procesados y quedará visto para sentencia.