Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Debate de política general

Montilla y Mas cierran el pacto sobre financiación

El acuerdo no predetermina una cifra final de dinero sobre los ingresos de la Generalitat

Las fuerzas que apoyan al Gobierno de la Generalitat y CiU han pactado finalmente, tras jornadas de intensas negociaciones e incertidumbre hasta el último minuto, una propuesta conjunta de resolución sobre el nuevo modelo de financiación, que no predetermina una cifra final de dinero como pretendía el líder de CiU, Artur Mas, con la oposición del presidente catalán, el socialista José Montilla. La resolución pactada esta mañana acuerda el rendimiento "completo" en 2009 de todos los impuestos estatales que el Estatuto cede a la Generalitat. Pero, añade, "de acuerdo con lo que dispone el Estatuto" en varios artículos y disposiciones adicionales. Uno de ellos, el 206, recuerda que los ingresos pueden "ajustarse al alza o a la baja en función de su participación en los mecanismos de nivelación y de solidaridad". Montilla ha asegurado que el pacto en ningún momento va más allá de lo que dice el Estatuto.

El acuerdo fue posible a última hora de la noche de ayer mediante una conversación telefónica entre el presidente de la Generalitat y Artur Mas. El entorno de Montilla no ha concretado hasta ahora el contenido de dicha conversación, pero uno de los negociadores de CiU, Francesc Homs, ha insinuado que ambos líderes podrían haber pactado una cifra mínima sobre la que negociar ante Madrid. En una conversación informal en los pasillos del Parlamento catalán, Montilla ha negado categóricamente que se concretara esa cifra. Con todo, ha dicho que se conocerá más adelante, pero no se refirió a cuándo. La resolución ha sido aprobada por el Parlamento catalán con 117 votos a favor (PSC, ERC, ICV y CiU) y 16 en contra (PP y Ciutadans de Catalunya).

Hasta cinco prórrogas

Los negociadores de uno y otro lado han apurado hasta el último momento las conversaciones, y para ello han tenido que pedir hasta cinco prórrogas del plazo límite para presentar en el Parlamento catalán propuestas de resolución al debate de política general.

El pacto ha estado a punto de naufragar en el último momento porque Artur Mas, en una entrevista a Catalunya Ràdio, ha aventurado la cantidad suplementaria que, a su juicio, Cataluña debería recibir en los Presupuestos generales del estado para 2009. El secretario general de Economía del Gobierno catalán, Martí Carnicer, ha rechazado que del acuerdo que hoy se aprueba se pueda sacar esta conclusión. Carnicer ha pedido no especular en estos momentos.

Sin cifra para 2009

De la resolución no se puede extraer aún cuánto dinero extra va a ganar Cataluña, puesto que depende del mecanismo de nivelación (la solidaridad) que el Gobierno y las comunidades autónomas pacten en el nuevo modelo. Una cosa es la cesta de impuestos y otra cosa las ganancias que se derivan de todo el modelo de financiación. Con el sistema vigente, por ejemplo, el rendimiento íntegro o completo de la cesta proporcionaba a Cataluña 4.400 millones de euros más en su primer año de aplicación (2002), pero como se cambió el Fondo de Suficiencia (el mecanismo de nivelación), después de contribuir a la solidaridad, obtuvo una ganancia de 254 millones.

Con un somero cálculo a partir de la previsión de ingresos tributarios contenida en los Presupuestos Generales del Estado de 2009, CiU asegura que la nueva cesta de impuestos (que eleva el IRPF del 33% actual al 50%, el IVA del 35% al 50% y los impuestos especiales del 40% hasta el 58%) dará a Cataluña en torno a 2.500 millones de euros más, el año que viene. Pero todavía se tiene que pactar las necesidades de gasto de las comunidades y el nuevo Fondo de Suficiencia: podrán ser más o también menos.