Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre hará "encaje de bolillos" para mejorar los servicios sociales

La presidenta presume de vivienda protegida mientras el PSOE le recuerda sólo ha construido 1.715 pisos para jóvenes de los 150.000 prometidos

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha asegurado que el Gobierno regional tendrá "que sacar de otro lugar" los 418 millones de euros que, según ha dicho, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero prometió entregar a la Comunidad de Madrid y que estaban ya presupuestados para financiar servicios sociales. Así lo ha indicado la presidenta antes de la reunión que ha convocado esta mañana el líder del PP, Mariano Rajoy, con los presidentes autonómicos del partido para abordar la financiación sanitaria.

A pesar de las protestas por la situación de la sanidad y de la enseñanza en Madrid, Aguirre ha declarado la Comunidad de Madrid se verá obligada a "hacer encaje de bolillos" para conseguir su objetivo de seguir proporcionando a los ciudadanos "servicios públicos de calidad" e, incluso, de "mejorarlos" sin el dinero que Zapatero prometió entregar a esta región en la primera Conferencia de Presidentes autonómicos. Ese dinero, ha asegurado la presidenta, "no era ninguna cantidad extraordinaria" sino el pago "de la liquidación de la recaudación de impuestos en nuestras comunidades" que, en lugar de abonarse "con dos años de retraso, nos lo iban a abonar en tan sólo uno".

Ha añadido que todas las comunidades habían recibido cartas de Hacienda en las que les comunicaban que "esos anticipos llegarían" y, por eso, se habían consignado ya en el presupuesto madrileño. "En este momento, la Comunidad de Madrid se encuentra con que 418 millones de euros que teníamos presupuestados no van a llegar", ha sostenido Aguirre, quien ha advertido de que tendrá que "evitar este recorte de los servicios sociales que el señor Zapatero está perpetrando sacando el dinero de otro lugar". Una tarea que, según la presidenta, "no será fácil" pues "todo el gasto de la Comunidad de Madrid es prácticamente gasto social" y en este sentido, ha subrayado la política de educativa, sanitaria o de infraestructuras que lleva a cabo su Gobierno para proporcionar "servicios públicos de calidad".

"Los campeones de España"

Aguirre, que ha presidido la entrega de llaves de 276 viviendas del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) en el barrio madrileño del Ensanche de Vallecas (216 pisos) y en el municipio de San Sebastián de los Reyes (60 pisos), ha reiterado que la Comunidad de Madrid "hará lo que pueda" para que "los servicios públicos de calidad continúen y mejoren". Además, la presidenta ha manifestado que su Gobierno hará "un esfuerzo" para "seguir impulsando" la construcción de vivienda protegida y evitar que "se frene" uno de los sectores "más castigados por la crisis", que da trabajo a más de 700.000 madrileños. Durante la entrega de llaves, a la que han acudido los nuevos inquilinos de estas promociones y sus familiares que no cesaban de aplaudir, la presidenta ha declarado que en la Comunidad de Madrid "podemos presumir de ser los campeones de España en vivienda protegida".

El dato repetido tan a menudo por Aguirre de que en Madrid "se construyen más pisos protegidos que en Andalucía y Cataluña, juntas y sumadas, a pesar de que tenemos menos habitantes" se ha quedado, según ella misma ha dicho, "atrasado" porque ahora en esta región "se hacen el 30% de todas las viviendas protegidas de España". Es decir, que según ha explicado la presidenta, actualmente en Madrid "se construye más vivienda protegida que en Cataluña, Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, juntas y sumadas", y como prueba ha recordado que en 2007 la Comunidad entregó un 37,5% más de pisos de estas características que el año anterior. A lo que ha apuntado que se ha fijado como objetivo iniciar este año 30.000 viviendas, un 27% más que el anterior.

En respuesta, el portavoz socialista en la Comisión de Vivienda de la Asamblea de Madrid, Antonio Fernández Gordillo, ha recordado que el Gobierno regional tan sólo ha terminado 1.715 inmuebles de las 150.000 viviendas protegidas de alquiler con opción a compra que prometió llevar a cabo dentro del Plan de Vivienda Joven de la Comunidad de Madrid. Además, añadió que ahora solo están en construcción 12.482 de ese Plan.