Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Güemes, recibido a gritos e insultos en el Gregorio Marañón

Tomás Gómez denuncia que faltan 70 centros de salud para atender a la población madrileña y promete un plan de mejora de la calidad sanitaria con un aumento de la cartera de servicios

Varias decenas de personas han recibido esta mañana al consejero de Sanidad, Juan José Güemes, con pancartas, pitos, gritos e insultos en el Hospital Gregorio Marañón, al que ha acudido para asistir a la presentación de una novedosa técnica quirúrgica fetal. Según el secretario general de CC OO en el hospital, Luis Mancera, los manifestantes eran 600. La protesta ha durado la hora que el consejero ha permanecido en el centro. Los manifestantes, convocados por UGT, CC OO y CSIT-UP, que reivindicaban la sanidad pública y rechazaban la privatización de la sanidad, han aporreado desde fuera las paredes del salón de actos, donde se celebraba la presentación y, al concluir la visita, han acompañado al consejero por todo el hospital y han llegado a zarandear el automóvil al que se ha subido.

Por su parte, Güemes ha iniciado su discurso pidiendo "disculpas y comprensión" para este recibimiento, que no considera excepcional, ya que "todo el mundo tiene que ganarse el sueldo, incluidos los liberados sindicales". "Para ellos pido un poco de comprensión", ha remachado. Los concentrados, además de "sanidad pública", gritaban "Espe, Espe, especulación" y pedían la dimisión tanto de la presidenta de la Comunidad como del consejero de Sanidad. Angeles, de CC OO, ha explicado que en el Hospital Gregorio Marañón "van a privatizar muchos departamentos, de hecho, ya han metido fundaciones, aquí van a rescindir un montón de contratos de eventuales y no van a contratar a más".

A su juicio, la privatización se acomete "para vendernos" y ha añadido que "todos los contratos que hay de circunstancias de la producción y obras y servicios los rescinden ahora en octubre" y "el problema es que se van a quedar en toda la sanidad pública 10.000 personas en la calle, sin trabajo". "Ahora, en octubre, son 500 contratos los que van a rescindir en el Gregorio Marañón, pero en total, en el proceso previsto, serán 2.000", ha denunciado. Respecto al recibimiento al consejero, ha dicho que "fue organizado para darle las gracias, porque le agradecemos infinito que ahora, con la crisis", les deje "en la calle". "Si quieren vender, que vendan su finca, sus mansiones, pero no el Gregorio Marañón", ha proclamado.

"La salud y el negocio no son compatibles"

Sobre Sanidad ha hablado hoy el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, que ha denunciado que en la región "faltan más de 70 nuevos centros de salud" para hacer frente a las necesidades sanitarias de más de un millón de ciudadanos "que se han incorporado a vivir (en Madrid) y que tienen derecho a recibir prestaciones de servicios de calidad". La Comunidad proyecta la construcción de 55 centros de salud para esta legislatura dentro de su Plan de Infraestructuras Sanitarias.

En rueda de prensa en la sede del PSM, Gómez ha dicho que la privativación de la Sanidad se está extendiendo. "Sabemos que ha pensado en privatizar los servicios de Atención Primaria", ha asegurado Gómez, que ha prometido que el PSM elaborará un plan para mejorar la calidad de los servicios sanitarios en la región que contemplará medidas en materia de infraestructuras, I+d+i, acciones para evitar la fuga de cerebros o la ampliación de la cartera de servicios de la Sanidad pública madrileña. El líder socialista ha precisado que su plan contempla que se den "más y mejores servicios" en las áreas de salud mental o en odontolgía, y ha avanzado que el objetivo de su plan será que la Sanidad madrileña sea puntera en investigación y en calidad.

Gómez se ha referido también al Plan de Infraestructuras Sanitarias que el consejero Güemes expuso ayer a empresarios con la oposición de los sindicatos, que se concentraron a las puertas del lugar de la reunión en contra de que los nuevos hospitales de Móstoles, Torrejón, Collado Villalba y Carabanchel tengan una gestión totalmente privada en la línea del criticado hospital Infanta Elena de Valdemoro, y de la entrada de capital privado en general de la Sanidad en la región. El líder socialista ha criticado que la convocatoria de la cita aludiera a la "oportunidad de negocio" con las infraestructuras sanitarias de la región, y ha señalado que "la salud y el negocio no son compatibles". "El Gobierno de Aguirre supedita el derecho a la salud de los madrileños a la idea de negocio", ha concluido.

Una nueva cirujía fetal

El acto al que acudía Güemes era la presentación de la primera cirugía fetal endoscópica mediante fotocoagulación con láser. Forma parte del programa de cirugía fetal mínimamente invasiva y es el único tratamiento curativo para los embarazos gemelares monocoriales que presentan un síndrome de transfusión entre un feto y otro. Esta situación de desequilibrio convierte a uno de los fetos en donante de sangre de su hermano, mientras que el otro se comporta como receptor.

Esto desemboca en la muerte de los gemelos en la práctica totalidad de los casos. Hasta ahora, en el Gregorio Marañón se han practicado cinco intervenciones de este tipo, por lo cual este servicio "no sólo está a disposición de las pacientes del área adscrita al Gregorio Marañón, sino de toda la Comunidad de Madrid y de todas las pacientes de España, ya que el hospital se ha convertido en un centro de referencia nacional" para este tipo de intervenciones.

Más información